NADA SE OPONE A LA NOCHE VIGAN, DELPHINE DE

Nota media 7,71 Muy bueno 57 votos 15 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2012
  • ISBN9788433978424
  • ISBN digital9788433933911
  • Idioma Español

Resumen

Después de encontrar a su madre muerta en misteriosas circunstancias, Delphine de Vigan se convierte en una sagaz detective dispuesta a reconstruir la vida de la desaparecida. Los cientos de fotografías tomadas durante años, la crónica del abuelo de Delphine, registrada en cintas de casete, las vacaciones de la familia filmadas en súper ocho o las conversaciones mantenidas por la escritora con sus hermanos son los materiales de los que se nutre la memoria. Nos hallamos ante una espléndida y sobrecogedora crónica familiar, pero también ante una reflexión sobre la «verdad» de la escritura, porque son muchas las versiones de una misma historia y narrar implica elegir una de esas versiones y una manera de contarla. Y esta elección a veces es dolorosa, porque en el viaje de la cronista al pasado de su familia irán aflorando los secretos más oscuros.

15 críticas de los lectores

10

Descubrí a esta escritora este año y me llevé una muy grata sensación. Un libro desgarrador , que conmueve mucho. No sé recomienda su lectura en caso de estar muy mal anímicamente.

hace 5 meses
9

“Mi madre estaba azul, de un azul pálido mezclado con ceniza, las manos extrañamente más oscuras que el rostro cuando la encontré en su casa esa mañana de enero. Las manos como manchadas de tinta en los nudillos de las falanges. Mi madre llevaba varios días muerta.” Así inicia su historia Delphine de Vigan, “Nada se opone a la noche” , que es la biografía familiar escrita por la autora francesa, que la obligó a enfrentarse a sus demonios, alborotados por la muerte prematura, pero inevitable, de Lucile, su madre. Delphine de Vigan (1966) ha publicado 8 novelas. Su ópera prima, “Días sin hambre” trata sobre su anorexia. “Nada se opone a la noche” es la primera que leo, y estoy cierto que intentaré leer algunas más. Por lo pronto tengo en mis libreros la última: “Basada en hechos reales”, que la iniciaré cuando me reponga de la lectura de “Nada… “. Y es que no encuentro palabras para transmitirles el abanico de emociones que me provocó la lectura de “Nada se opone a la noche”, un hermoso, intenso, desgarrador, pero perturbador homenaje que una hija le hace a su madre, Lucile Poirier: hija de George y Liane; hermana de Lisbeth, Barthélémy, Lucile, Antonin, Jean-Marc, Milo, Justine, Violette y Tom; madre de Delphine y Manon; esposa por corto tiempo de Gabriel, y amante de un número indeterminado de personajes. La vida de la enigmática y extensa familia Poirier transcurre en diversos poblados franceses, y la historia se centra en el período en que vivió Lucile, de 1946 al 2008 , teniendo como telón de fondo diversas etapas de la historia del país galo, como el inicio de la Cuarta República Francesa, el mítico 68 francés y la llegada de François Mitterrand al poder. El libro se desarrolla en dos planos: la propia historia de la vida de Lucile; y el curso, pleno de dudas, temores, enfrentamientos y dolores en que se sumergió la autora para escribir “Nada se opone a la noche”, proceso que incluyó la lectura de cartas y documentos, examen de material audiovisual, cientos de horas de entrevistas con la familia y amigos cercanos de Lucile, y la revisión de algunas decenas de cintas donde George, el carismático patriarca de la familia, ofreció, a petición de la autora, su testimonio de la historia familiar. La crónica familiar de los Poirier se divide en tres partes: la primera, trata sobre los aspectos relevantes que la hacen tan atractiva a los ojos de todos: un padre dedicado a la comunicación, gran conversador, con un enorme liderazgo entre propios y extraños; la madre, dedicada a parir, educar y transferir responsabilidades a los hijos durante sus múltiples embarazos; un grupo unido, ruidoso, juguetón de hijos e hijas, donde en apariencia, reina el respeto, el cariño, la solidaridad y la alegría. Conforme nos adentramos en su historia, nos encontraremos con las contradicciones que nublan esa luminosa visión. La segunda, se centra en Lucile: su infancia, donde destacaba por su belleza, a tal punto que era una modelo infantil reconocida por sus anuncios publicitarios; su corto matrimonio con Gabriel, su lucha contra los desordenes mentales, sus crisis económicas, la dolorosa y complicada relación con sus hijas, su relación con el alcohol y las pastillas, su descenso al infierno de su enfermedad mental y su increíble renacimiento. La tercera nos muestra su lucha por sobreponerse a su enfermedad y a las adversidades, que la llevó incluso a graduarse como asistente social, y que concluye con su muerte, un viernes 25 de enero del 2008. “Nada se opone a la noche” me enganchó desde el inicio. La historia de Lucile y su familia, aunque parece a las de muchas, no lo es. Hay secretos, suicidios, abusos. Pero lo más impactante es la devastación que su enfermedad mental le provocó a ella y a sus hijas. Yo la terminé a lagrima viva -cuando la finalicé cumplía 86 años mi madre-, emocionado, sobrecogido por la crónica tan bella como perturbadora . La recomiendo ampliamente.

hace 5 meses
8

Me ha gustado leer esta novela arqueológica, indaga en la construcción del pasado de la madre, pero también reconstruye el suyo en relación con ella. Me ha gustado que desechara la idea de lograr un retrato objetivo (el relato, se diría ahora) me molestan las memorias como cuentas pendientes y sobre todo me molestan cuando las personas a las que intentan cargar con ciertas culpas ya no están. Creo, así de partida, que cada uno hace lo que puede, lo que sabe, lo que las circunstancias le dejan hacer o no hacer, valorarlas desde tu única perspectiva es tramposo y desleal. También me ha encantado el proceso de escritura: sus preguntas acerca de ¿necessito escribir esto? ¿por qué? ¿cómo debo o quiero escribirlo?, la imposición del tema (pasa también con la lectura). El rastrear en el sufrimiento de la madre, que determinó en parte su propia vida. Dura la escritura que lleva a cabo De Vigan: sabe que no solo lo malo existió, pero lo que de positivo tuvo la infancia de su madre y la suya propia no puede servirle de coartada para evitar abordar el miedo, heredado, de que ocurra algo irreparable, la muerte rondando, lo siniestro.

hace 8 meses
8

Qué difícil debe ser escribir algo tan personal y desgarrador sin caer en el morbo o en la auto complacencia. De Vigan lo consigue y ha escrito un libro magnífico, desgarrador, a ratos perturbador y, al mismo tiempo, honesto. En la última página hay una sorpresa que a mí me terminó de conmover. Excelente, lo recomiendo, aunque es una narración muy dura.

hace 11 meses
8

“Nada se opone a la noche” de Delphine de Vigan era una de mis "pendientes". Entre la narrativa y la autobiografía, a partir del suicidio de su madre que abre la novela, la autora indaga en la oscuridad de una dolorosa historia familiar con más sombras que luces. Estructurada en tres partes y con un estilo sencillo e intimista, la protagonista nos narra en primera persona la infancia y la juventud de su madre, Lucille, una joven bellísima pero con muchos altibajos, posteriormente casada y madre de dos hijas (una de ellas nuestra narradora) cuya infancia y juventud vemos reflejada en la segunda parte; una infancia de miedos y abandonos, de secretos y mentiras, que componen una historia dura e intensa, que hace que la protagonista, en su madurez, se decida a desenterrar sus recuerdos y los de sus parientes más cercanos y ese enfrente al hecho de escribir un libro sobre la historia de su familia y especialmente sobre su madre, Lucille, para comprender mejor el por qué de su fatídica decisión final. De esta forma, vamos conociendo la vida de la protagonista y la dureza de la historia familiar, plagada de secretos, abusos, suicidios, drogas, locura...narradas con honestidad, con tristeza y dolor, pero sin autocompasión ni morbo, sino convertidas en un gran relato que conmueve y emociona.

hace 3 años
5

Complicado trastocar el libro a causa de la relación personal de la autora con el relato. Se aloja un compromiso íntimo de Delphine de Vigan hacía el libro; una sed por argüir y razonar el sufrimiento y suicidio de su madre. Es decir, es un libro para ella, apunta sus propias inquietudes. A pesar de ello, la narración invita al lector a unirse al relato, el cual devela las numerosas dificultades y alborotos familiares dentro del núcleo emocional de cualquier familia. Por ello, nos emociona, e incluso, nos identifica.

hace 3 años
8

Cuánto hemos enterrado y olvidado, cuántos recuerdos hemos necesitado manipular para poder vivir con ellos. En definitiva, qué encontraríamos si hiciéramos un trabajo como el de Delphine de Vigan. Esa es la más destacada reflexion que me ha dejado este libro.

hace 3 años
8

Con este libro duro, sincero y desgarrado, Delphine de Vigan pretende aliviar profundas heridas difíciles de olvidar. El suicidio de su enfermiza madre, será la piedra de toque que la permita explorar en las raíces y en los turbios secretos de una familia aparentemente idílica. Una catarsis emocional y lacerante, que viene avalada por una prosa sencilla, concisa y cuidada. Una historia fragmentada en episodios breves, que intenta desentrañar el complejo mundo de los afectos y de los sentimientos cuando la mala suerte se nos pega con ansiedad a la espalda. Posos amargos que inflaman los daños tanto personales como colaterales que provocan los trastornos psíquicos o las enfermedades mentales; y que liberan la angustia y el duelo de nuestras melladas almas.

hace 4 años
8

Tras el fallecimiento de su madre, Delphine de Vigan decide escribir este libro en el que narra la vida de la misma, criada en una familia numerosa marcada por sucesivas tragedias. Pero, al mismo tiempo, la autora va intercalando episodios en los que narra la forma en que surgió la necesidad de escribir la historia y la génesis del propia libro, obteniendo un resultado más que satisfactorio. Por tanto se trata de un libro un tanto diferente, pero recomendable.

hace 6 años
7

He leído "Nada de escapa a la noche" de Delphine de Vigan y he quedado con el corazón encogido. Una decisión difícil discernir con cuál de todas las versiones de una vida contada por varias personas quedarse para contar los avatares de una gran familia atormentada por enfermedades mentales, desgracias personales y suicidios.

hace 7 años
9

Es una historia que narra la vida desgarrada de una familia, a partir de la muerte de Lucile, la madre de la protagonista. En este relato autobiográfico, la narradora-protagonista reconstruye la existencia de su madre desde la infancia, sirviéndose de escritos de la propia fallecida, de los recuerdos y anécdotas familiares y de quienes la conocieron. Al mismo tiempo, aunque intenta mostrarse objetiva, distante -casi siempre aparece el nombre Lucile, no la llama mamá-, no pone trabas a la hora de reflejar su desamparo y dificultades al hacer frente al hecho de escribir sobre su madre y su propia experiencia. A mí me ha llegado a emocionar, es bastante triste pero sincera y valiente.

hace 7 años
8

'Todo allí hablaría Al alma en secreto Su dulce lengua natal.' Hermosa y devastadora novela. Muy recomendable.

hace 7 años
9

Esta es la historia de una familia de 8 hijos. Partiendo del suicidio de su madre la protagonista va desmenuzando la vida de su familia muchas veces divertida pero en la que ocurren momentos muy impactantes. No recomendada a los que estén en horas bajas.

hace 7 años
9

Novela autobiográfica, muy emotiva, interesante y bien escrita. MI reseña en: http://conunlibroenlamano.blogspot.com.es/2012/11/nada-se-opone-la-noche-delphine-de-vigan.html

hace 7 años
9

Termino "Nada se opone a la noche" de Delphine de Vigan. Una novela hermosa, pero plagada de dolor. Una novela muy difícil, dura. Me ha dejado angustia, por un lado al leer la historia, esa historia familiar trágica, oscura y por otro sintiendo y compartiendo las dificultades de la autora al enfrentarse a esta novela, su sufrimiento cuando escribe, sus dudas, sus miedos. Me ha parecido una obra muy valiente, maravillosa, pero que no recomendaría a cualquiera por su dureza, también hay que tener en cuenta en que momento se lee pues te puede dejar sumida en un mar de tristeza.

hace 7 años