Resumen

«Hemos comprado una librería. En Viena. Escribimos un email con unas cifras, ofreciendo una cantidad que no teníamos, y al cabo de unas semanas lle­gó la respuesta: acaba usted de comprar una librería… Hemos pujado con un dinero que no tenemos, y por una librería que está en una ciudad donde no vivimos. Y la hemos conseguido. ¿Y ahora qué? Pues ahora tenemos que apechugar con el asunto.»
Petra Hartlieb tiene ahora una gran familia, un perro y una librería. Diez años atrás, estando de vacaciones en Viena, su ciudad de origen, supo de una bonita librería de barrio que cerraba sus puertas y estaba a la venta. Lo que en principio se planteó como una especie de broma (¿por qué no la compramos nosotros?), provocó en pocas semanas un cambio radical de vida, de ciudad y de oficio. Pero no fue fácil, tuvo que luchar contra un sinfín de contratiempos; no estaba preparada para convertirse en empresaria, y tampoco lo estaba para ser al mismo tiempo librera, esposa y madre.Este libro cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI.
Una estupenda historia sobre cómo conseguir aquello que amamos. Una historia llena de divertidas anécdotas y emociones sin fin, que logra, gracias a una escritura ágil, directa y muy empática, que todos seamos partícipes de las alegrías y los problemas de Petra. Es, además, una maravillosa descripción de la vida diaria de muchas librerías y en muchos países: un mundo en miniatura en el que, de algún modo, habitamos todos aquellos que amamos los libros.

1 críticas de los lectores

9

Esta historia me ha emocionado y me ha hecho reír, es verdad que te quita de la cabeza la idea romántica que es tener una librería (lo que todos soñamos) y te habla del esfuerzo descomunal que implica tener un negocio pequeño en los tiempos que corren pero la autora logra remarcar siempre lo bueno, lo que te hace fácil pasar el día y te da fuerza para empezar la jornada librera (además del café), los clientes agradables que te echan una mano, los compañeros de trabajo que comparten tu misma obsesión y que se vuelven cómplices perfectos de esta aventura, etc. En un lenguaje sencillo y directo Petra Hartlieb te cuenta su historia, la historia de muchas pequeñas librerías, lo recomiendo muchísimo.

hace 3 años