Resumen

Por medio de gatos nazis y ratones judíos, el reconocido ilustrador Art Spiegelman relata la terrible experiencia de su padre en Auschwitz y a su vez proyecta la compleja convivencia de una familia marcada por los horrores del Holocausto. Una historia hipnótica y agridulce que se convirtió en el primer cómic en recibir el premio Pulitzer en 1992.

31 críticas de los lectores

9

Una de las mejores novelas gráficas que he leído, con diferencia. Además de ser entretenida te cuenta de una forma muy peculiar la experiencia vivida en los campos de concentración, sobre todo la del padre del autor en Auschwitz. Para mí es 9 sobre 10.

hace 3 años
10

WOW, lo leí en tan solo dos días, su sensación fue muy solemne... aunque suelo documentarme y leer bastante sobre el holocausto, debo destacar el trabajo de este autor. Y lo brillante es como proyecta a través de sus ilustraciones de manera resumida todos los horrores que vivió su padre, un hombre con una combinación de fuerza, suerte y sabiduría. También cabe destacar su arte para la narrativa, pues te transporta de contexto sin causar confusión. Si dudas es un trabajo exquisito. ¡Ah! y lo brillante aquí es el uso de los animales como personajes principales, le agrega un poco de fantasía, quizás para contrarrestar lo chocante de estas atrocidades. Una genialidad.

hace 3 años
6

Me temo que mis expectativas con este libro eran demasiado altas. Me gusta como está planteado, como una mezcla de historias, por un lado el testimonio real de Vladek Spiegelman, un judío polaco y sus terribles vivencias durante el nazismo; por otro la difícil relación con su hijo Art, probablemente debido a lo vivido en los campos de concentración. El recurso simbólico de dibujar los personajes como animales también me ha gustado, los ratones judíos, gatos alemanes, cerdos polacos, perros norteamericanos, etc. Es innegable que tiene un gran valor testimonial, no deja de ser una tragedia contada por uno de los supervivientes a través de su hijo. Reconozco que es un buen libro, pero no me parece la obra maestra de la que tantas críticas excelentes había leído. No me ha cautivado, no es de los libros sobre el holocausto que más me ha llegado ni gustado, incluso a ratos se me ha hecho pesada su lectura. De todos modos me alegro de haberlo leído, es una novela gráfica interesante y que da pie a muchas reflexiones.

hace 5 años
10

Queria leer algo diferente para estas fechas, con el dia del Libro a punto de caer, y no me arrepiento. Es otra forma válida cómo otra, de ver lo horrible de la persecución nazi a los judios, desde el punto de vista de un superviviente, y sus vivencias en los campos de concentración y todas las demás vicisitudes que ya sabemos de otros relatos de supervivientes. Destaca la forma de contarlo, novela grafica, con lo que hay elementos visuales, y un buen uso de la metafora, en el uso de animales. Por otra parte destaca el hecho, que el hijo del superviviente tenga protagonismo, y se cuestione sobre las circunstancias y lo que vivió su padre, siendo además el espejo de los que han nacido despúes de un horror semejante, los que se dice que ahora tienen las cosas más fáciles. Se hace entrañable al final la relación de familia, aunque sea complicada la relación padre-hijo, es un reflejo de hoy.

hace 6 años
10

Me ha encantado esta novela gráfica, me parece muy original el modo de contar la historia a través de dibujos de animales, lo que por un lado le permite distanciarse de lo que cuenta, como si no fuera real ( es tan brutal lo que cuenta, que no parece real, aunque desgraciadamente lo sea ), y por el otro da una visión un tanto dura de los clásicos animales humanizados de los dibujos de la Disnet, esos animales que cantaan, se enamoran y hacen amigos, se da la vuelta a la tortilla aquí y adquieren todas las características humanas. Además me gusta el hecho de que muestre a los personajes con sus virtudes y defectos, pues en este tipo de historias suelen obviarse éstos para aumentar la carga dramática. Yo creo que el mostrar que los personajes no son perfectos, sino personas como todos los demás, le da mayor profundidad a lo que cuenta, pues el holocausto es lo bastante horrible de por sí mismo sin necesidad de convertir a los personajes en personas perfectas.

hace 6 años
10

Ha sido un libro increíble...en el mismo libro sufres, lloras y te ríes.....magistralmente contado...me ha dejado triste pero es un libro que todos deberían leer....

hace 6 años
6

Es buena la historia, solo me defraudo al continuar en otro libro.

hace 6 años
10

El lenguaje del cómic es utilizado de forma magistral por Spiegelman para explicar esta historia del horror nazi y los campos de concentración, recomendable de principio a fin, una obra maestra del noveno arte.

hace 7 años
8

Desde una historieta, increíblemente, se muestra el horror de los horrores. Un genio Spiegelman.

hace 7 años
6

Narra el horror nazi como nunca antes lo habia sentido.

hace 7 años
8

Ganó el Pullitzer, y la verdad es que lo hizo de forma merecida. El dibujo parece tosco y a ratos descuidado, pero lo cierto es que se nota que Spiegelman meditó mucho el tono testimonial con el que quería plasmar el Holocausto, y qué dibujo debía de ser el más adecuado. Lo logró plenamente, con una narratividad genial, apoyada (más bien sustentada) en las relaciones entre el propio Spiegelman y su padre, quien narra sus vivencias durante el dominio nazi, creando una historia que se mueve en dos planos que se retroalimentan mutuamente. Una novela gráfica imprescindible, en fin.

hace 8 años