MÁQUINAS COMO YO MCEWAN, IAN

Nota media 7,25 Muy bueno 4 votos 2 críticas

Resumen

Londres, años ochenta del siglo pasado. Pero un Londres distópico y alternativo, en el que la historia ha seguido algunos senderos diferentes. Por ejemplo, el Reino Unido ha perdido la Guerra de las Malvinas y el científico Alan Turing no se ha suicidado atormentado por las consecuencias del juicio al que fue sometido en los años cincuenta por su homosexualidad, sino que sigue vivo. No solo vivo, de hecho, sino plenamente activo, y dedicado al desarrollo de la inteligencia artificial, campo en el que ha conseguido un hito: la creación de los primeros seres humanos sintéticos, unos prototipos a los que da el nombre –según su sexo– de Adán y Eva. Charlie compra uno de los Adanes de la primera hornada, pensados para hacer compañía y ayudar en la casa, y con ayuda de su amante, la joven Miranda, lo programa a su gusto. Pero Miranda oculta un terrible secreto, y ese ser sintético prácticamente perfecto, sin las fisuras pero también sin los matices morales de los verdaderos humanos, acabará descubriéndolo. Y así, la peculiar relación triangular entre Charlie, Miranda y Adán derivará en una creciente tensión que obligará a los personajes a tomar decisiones difíciles y arrastrará al lector a plantearse dilemas morales tan incómodos como necesarios. Tras deslumbrarnos con esa suerte de revisitación del Hamlet shakespeariano narrada por un feto que era Cáscara de nuez, Ian McEwan afronta otra propuesta osada y ambiciosa, en la que se sirve de la ciencia ficción para lanzar algunas preguntas inquietantes: ¿qué es en definitiva lo que nos hace humanos? ¿Dónde están los límites éticos de la inteligencia artificial? ¿El fin justifica los medios? ¿Puede una máquina llegar a entender y juzgar la complejidad moral de las decisiones de un ser humano?

2 críticas de los lectores

7

Una narración bien moldeada que invita a la reflexión. ¿Se puede recrear lo que no se conoce a fondo? ¿Se puede enseñar lo que no se ha aprendido? El contexto ucrónico en el que se enmarca me resulta hasta cierto punto secundario porque se centra en pequeños acontecimientos trastocados pero que no han llevado a una transformación profunda de la sociedad: las relaciones de producción son las mismas que si no hubieran ocurrido -o dejado de ocurrir- dichos acontecimientos, y el funcionamiento de la sociedad sigue basándose en una lógica capitalista que no debería confundirse con la idea de "naturaleza humana" (al menos no desde un punto de vista inmutable si tenemos en cuenta que las sociedades cambian en el tiempo). Más allá del contexto, que, como decía, me parece un poco secundario, me ha gustado mucho el desarrollo de las relaciones internas entre los tres protagonistas y su entorno cercano. Creo que la historia se diluye un poco en lo macro pero gana mucho en lo micro. Lo recomendaría.

hace 1 mes
9

La última obra de Ian McEwan nos lleva al género del Steampunk (pasados distópicos con toques futuristas) pero sin perder su sello característicos. Con similitudes con su obra anterior "Cascara de nuez" recuerda bastante a las obras de Shakespeare pero con un toque moderno. Un triangulo amoroso muy original. Merece la pena dedicarle su tiempo a este libro.

hace 8 meses