Resumen

Lucía llega al mundo marcada por la muerte de su madre y rodeada de los secretos, odios y rencores acumulados por cinco de las generaciones que la antecedieron. Su padre, un cacique que goza de gran poder económico y social en la comarca, la repudia desde el momento en la que es concebida condenándola a vivir para el resto de su vida en una casucha apartada de la vida que merece. Su encierro hace de ella una criatura especial pero incapaz de salir al exterior. Ella desconoce que ha venido al mundo a cumplir una misión: acabar con todo el resentimiento que han ido sembrando en aquellas tierras los cinco Diego del Valle que las ocuparon. A pesar de estar estigmatizada desde antes de su nacimiento y ser pasto del odio y la ambición de algunas de las personas que se cruzan en su existencia, la valentía de un muchacho que vive en las tierras vecinas, que se cuela por una pequeña grieta en su pequeño y oscuro mundo, hace de ella una criatura llena de luz. Y Maldita, como la llamara su padre, se convierte en Lucía, luz del día; aunque habrá de hacerse una mujer antes de que se cumplan las palabras proféticas que su madre pronunció antes de morir.

7 críticas de los lectores

8

Una historia que hay que leer, no se puede contar hay que leerla, sufrirla, llorarla y sentirla. Nunca pensé que una novela me fuese a gustar tanto cómo esta. Es muy cruda. Felicito a su autora Mercedes Pinto Maldonado, porque me he leido todas sus novelas y me gusta mucho su forma de escribir.

hace 1 año
10

Es una novela que nos recuerda a la España gris, a la época del "Señorito" ( Don Diego ), por ser una niña la protagonista sinceramente pensé que no mi iba a interesar en exceso, me la descargue por su precio, la lei y cuando salio en papel me falto tiempo para ir a por mi ejemplar, ya la ha leído toda la familia es una exquisita novela, dura pero una gran novela

hace 2 años
8

Un libro que no puedes dejar de leer, muy ameno. Si le tengo que poner un pero es su final, me parece demasiado previsible. Pero esto no quita valor a la novela. Así pues, es una historia cruel e inhumana a la vez que compasiva.

hace 2 años
9

Una historia muy emotiva donde se junta el abandono y el odio por parte de un padre hacia su hija recién nacida, una niña huérfana de madre al nacer, las buenas personas que tratan de ayudar a esa bebé, con los secretos, odios y temores de todo un pueblo. Muy recomendable.

hace 2 años
9

La novela en conjunto me ha encantado, tiene ternura y sentimiento. La historia que se enmarca en un lugar indeterminado y una época sin concretar invita al lector a agudizar el ingenio e imaginar por sí mismo una ubicación física y temporal. La historia se centra en principio en la vida de la pequeña Lucía que tendrá una infancia singular en todos los aspectos. Pero tal como va avanzando la historia, la importancia de las vidas de los personajes secundarios va cobrando vida y conformando un universo de tramas que van a convergir todas en la vida de la pequeña. Bien escrita, con un lenguaje sencillo, sin descripciones innecesarias, se trata de una historia de esa que atrapan al lector de principio a final. Hay un aspecto que quizá algún lector pueda ver como negativo, pero que yo personalmente, lo he visto como una licencia literaria de la autora, que es la autonomía de una niña tan pequeña en desenvolverse en las tareas diarias, y en su capacidad intelectual y emocional. A mí personalmente me ha parecido una forma excepcional de explicar lo que es la versatilidad del ser humano y su capacidad de adaptación al medio. Sin duda se trata de una novela que recomendaré leer.

hace 3 años
9

Es un libro precioso y muy emotivo, de no haber sabido de qué iba ni me hubiera acercado, porque el nombre puede llevar a conclusiones erróneas, y más aún en la abundancia de libros de vampiros y demás parafernalia que nos rodea. La autora no aclara demasiado la época en la que transcurren los hechos, pero considero que por la forma y el fondo, deben ser los años cincuenta, y muy probablemente en el sur, aunque puede ser casi cualquier lugar de la siempre denominada España profunda. Se ve que era tiempo de escasez, donde los terratenientes no se mezclan con los trabajadores, donde una mala palabra dicha a un rico te puede llevar a la ruina, donde las habladurías podían hacer mucho daño y marcar tu vida y tu destino; donde los poderosos conseguían lo que querían comprando con su dinero las voluntades de un pueblo entero, donde el dinero, el miedo y el respeto eran la ley. Se trata de un libro de buenos y malos fundamentalmente, aunque también hay algún pusilánime que por miedo, hace que la historia transcurra como lo hace. El protagonista principal, que es el que tiene en sus manos las vidas y los destinos del resto de personajes es el cacique local, Diego del Valle. Un hombre orgulloso, altanero, acostumbrado a tenerlo todo y lo mejor, que da mucha más importancia a su orgullo y su apellido, que a cualquier cosa. Trata a los demás con dureza y despotismo y se cree en posesión de la verdad y la justicia, pero a la vez es una persona triste y rencorosa que nada en una inmensa tristeza, al no conocer ni reconocer el amor, ni de su padre, ni de su madre, y posteriormente de su esposa, Adela. Adela la mujer más guapa de las que estaban en el pueblo y que se enamora locamente de Diego, casándose con él. Su marido la repudia al verla abrazada a su vecino, y desde ese momento muere para él, tanto ella como el bebé que llevaba en su vientre. No la hecha de la casa por el qué dirán, y acepta el retoño por no reconocer unos posibles cuernos. Muere al dar a luz a la protagonista, y lo único que puede darle es su nombre: Lucía, aunque su padre desde el primer al último aliento la llamará Maldita. Carmen, la madre de Adela se hará cargo de su nieta y vivirá por y para ella, desterradas las dos por orden de Diego a un cuartucho de la hacienda en la que nunca podrán poner los pies, separados por la despensa. Ella será una auténtica abuela coraje que criará a la niña y la enseñará y al ser con la única que habla le dará sus nociones del mundo y ejercerá de memoria viva de la madre que Lucía perdió. Al morir repentinamente, cuando Lucía tiene solo tres años y medio, ésta queda totalmente sola y con un pánico cerval a salir a la calle. Su padre se desentiende de ella totalmente, y deja que entre otros la vayan cuidando. Luisa y Juan son los vecinos, que se encargarán de llevarle comida caliente, y atender sus necesidades. Pero Lucía ya no tendrá eso de lo que todo ser humano se alimenta, más que de la propia comida, amor, cariño y contacto. Se puede ver como Lucía tiene unas habilidades extraordinarias para una niña de su edad, y puede apañárselas sola, en su pequeño universo, que ella va creando poco a poco. Los vecinos tienen a su hijo, Juan, un niño problemático, tirano, frío manipulador, al que todos compadecen por una deformación que sufrió como causa de un accidente, pero da igual, porque él se considera superior a los demás, de quien únicamente tiene celos es de su primo huérfano Ángel, que comenzó a vivir con ellos cuando murieron sus padres. Juan comenzará a hacer de dios con la pequeña Lucía, enseñándola a leer y demás, como si de un experimento se tratase, una competición para saber qué puede conseguir de ella y hasta donde puede llegar con su inteligencia, no importándole presionarla con castigos, solo buscando resultados. Pero la pequeña Lucía encontrará el cariño, el amor, la comprensión en Ángel, que al contrario que su primo, se encargará de darle a su alma todo aquello de lo que adolece su primo. Así uno por las mañanas, y el otro por las tardes, a escondidas el uno del otro y de Diego irán modelando el carácter de una niña totalmente pura e inocente, que no tiene referencias más que las que le legó su abuela y las que coge de los libros, debido a su voluntario encierro. Herminia, por azar y necesidad se convierte en el ama de llaves de la hacienda, una mujer muy trabajadora, pobre y con cinco hijos que criar, se muestra sencilla, sincera, amable y sobre todo bondadosa con la pequeña Lucía. Entre todos y ninguno, en compañía y en soledad profunda, la pequeña Lucía se nos va revelando cada vez más tierna, más perspicaz y autodidacta, ajena por completo a los dramas, rencores, venganzas y revelaciones que se van sucediendo en la Hacienda, de los que ella en mayor o menor medida es la protagonista. Los hechos se suceden de forma vertiginosa, y van saliendo a la luz, secretos y mentiras, todos ellos bajo el hechizo de unos ojos de color violeta. Todos los personajes van ligándose y desligándose de una forma dura, cruel y prodigiosa, entre las hábiles manos de la autora. El fin del libro, años después, con todos los personajes puestos en su sitio por el tiempo y el destino, te hace reconciliarte con el ser humano, con la parte buena que todos buscamos encontrar. Qué decir, que el libro me ha gustado mucho, no, bastante. Me ha enganchado y cautivado por su dulzura, por la trama, por los personajes, por los sentimientos. Es ameno, ágil y entretenido, los personajes son cercanos porque consigues conocerlos al dedillo por la descripción interna que de ellos hace la autora y resultan bastante creíbles, los diálogos nada rebuscados. Sólo tiene un pero y un casi. El pero…resulta todo tan creíble, que lo de que la protagonista sea tan, tan pequeña en el inicio de la novela, no encaja para todo lo que hace, claro que si la hace mayor, perdería naturalidad e inocencia. Y el casi…el final…un poco precipitado y un poco lo que quieres que pase…

hace 3 años
9

Aqui os dejo algunas frases de este gran libro: -Para que sirven las palabras, si pueden ser mentiras. -Su armonia emanaba tanto desde dentro como desde fuera -Tu no lo sabes, pero tienes las llaves del paraiso - Los jilgueros cantaban y revolteaban al sol, como envidio sus alegres y fugaces existencia

hace 3 años