MADAME BOVARY FLAUBERT, GUSTAVE

Nota media 7,49 Muy bueno 904 votos 52 críticas

Resumen

La soñadora Emma, una joven de provincias casada con Charles Bovary, quien la ama pero es incapaz de comprenderla y satisfacerla, buscará la realización de sus sueños en otros amores, pasionales, platónicos..., pero ninguno de ellos logrará calmar su desesperada ansiedad y sus románticas inquietudes. La publicación de Madame Bovary (1856) provocó el escándalo de la burguesía francesa, esclava de mil prejuicios, y el proceso judicial que siguió contribuyó a un éxito editorial sin precedentes. Flaubert veía así cómo su obra servía más para satisfacer el morbo que para deleitarse en el caudal narrativo que contenía. Hoy, Madame Bovary es considerada el auténtico pórtico de la modernidad literaria.

52 críticas de los lectores

5

Personalmente Madame Bovary, no me agradó mucho. Desde mi punto de vista muestra demasiada dependencia de los protagonistas a la aprobación de otros, que desde mi perspectiva es inseguridad y falta de amor propio. Aunque no cabe duda, refleja la naturaleza de los seres humanos, sin importar la época ni el lugar.

hace 1 mes

Demasiada descripción para mí gusto, me perdía bastante, a partir de la mitad del libro me engancho, aunque no me gusto mucho el personaje de Emma, totalmente incomprensible

hace 4 meses
9

Impresionante obra maestra. Uno de esos libros que son necesarios en tu estantería.

hace 6 meses
6

A pesar de la aversión que me iban generando tanto Emma como Carlos con sus actitudes y comportamientos, al final los consideré como personas que tomaron la errada decisión de casarse cada uno con la persona equivocada. A Emma, a quien inicialmente juzgué como un ser desleal, la concebí al final como una mujer inmadura que antes de tiempo se vio cohibida en un matrimonio que resultó ser inadecuado para sus pretensiones, las cuales se manifestaron cuando ya era tarde para ella. De ahí en adelante la búsqueda de un escape siguió siendo tan errático como lo fue la decisión primera de casarse, que aunque fue más un acuerdo entre su padre y su futuro esposo, ella tampoco opuso resistencia, seguramente para salir del tedio que le generaba la vida en el campo.

hace 6 meses
8

Libro realmente brillante. Se observa con una gran nitidez la lucha que existe entre la novela romántica inmediatamente anterior y la realista incipiente. A pesar de que el realismo con su gran rigurosidad, su frialdad y objetividad se contrapone a la subjetividad y pomposidad romántica, en esta obra se combinan a la perfección. Se exponen los anhelos románticos de Emma, sus ensoñaciones, sus romances, su idealismo.... Con su opresión sentimental por toparse con la cruda realidad, un marido típico del medio rural francés, cartas y más cartas y encuentros y delirios... Ahí es donde se halla la confrontación patente en la novela de la segunda mitad del XIX, una Emma de principios de siglo, unos inicios románticos e ideales que sin embargo se encuentra inserta en una Francia rural, realista, fría y aburrida, un final de siglo realista y despierto, lo que le lleva a actuar, en término, como actúa.

hace 9 meses
8

Imponente. Te sientes en la Francia y en las mentes de aquel tiempo, gracias a la precisión en los detalles del autor. Pese a abundar en descripciones, no deja de ser una historia conmovedora.

hace 9 meses
7

buen libro, lo que me doy cuenta es que importa mucho la traduccion, empecé una traduccion del 1929 y no me enganchaba, cambié para una mas actual y me encantó,

hace 11 meses
6

La novela no consiguió "engancharme" hasta después de la mitad del libro. Aun así, cuando la acabé no sentí gran cosa. Demasiada descripción para mi gusto.

hace 1 año
6

En relación a la época que se escribió es un libro muy adelantado a ella, pero a mi hubo partes que me aburrió y me llego a desconectar con tanta descripción, la historia en si me parece buena pero un libro con tan buena critica siempre esperas más.

hace 1 año
6

Una novela imprescindible para conocer la dura vida de los matrimonios nacidos de la necesidad en una sociedad marcada por los convencionalismos y la rigidez. En todo momento entristece la cárcel sentimental en que vive Emma y el eterno desconocimiento de su estado por parte de su marido.

hace 1 año
3

SE TRATA DE UNA TRAGEDIA INANE DE PROVINCIAS CUYO ÉXITO RADICA EN QUE LA VIVE ESA VERSIÓN FEMÍNEA DEL QUIJOTE, ENAJENADA POR LA LECTURA DE NOVELAS ROMÁNTICAS. DESPERSONALIZANDO LAS INSIGNIFICANCIAS TRATADAS A GRANEL, PROPIAS DE UNA IMAGINACIÓN INFECUNDA, SOBRE OBJETOS BIOGRÁFICOS E INDIVIDUOS COSIFICADOS, ENCARNA LA GRISURA EN UN BOTICARIO Y NUESTRO GALO SE REGODEA EN LA EUFONÍA FRASEANDO; PARA CAER EN UNA VERBOSIDAD EXASPERANTE, HASTA "MATAR EL REALISMO" CON LA ADÚLTERA, LA ÚNICA PARTE CONSISTENTE.

hace 1 año
9

¿Y nadie habla de Homais? ¡Qué final! Me hizo pensar: "¿sobre qué trata este libro en realidad? Me dejó pensando y eso es bueno... con esos dos renglones finales cambia todo, agradezco que no haya quedado el asunto solo en Emma; eso le dio otro toque al libro y lo hace ser más que una novela sobre ella...

hace 1 año
9

Uno de esos clásicos imprescindibles que dejan huella. Flaubert marca "un antes y un después" con este personaje apasionado, insatisfecho y lunático, que por más que quiera, siempre se da de bruces con la cruenta realidad. A través de él, y con una prosa maravillosa; hace una crítica filosa, aguda y punzante, a los convencionalismos sociales, a la falsa moral, y a la decadencia burguesa francesa de aquel siglo XIX. Dagas envenenadas de rebeldía, de ansiedad sexual, y de melodrama; que dejan en el lector como un extraño sabor a agría mezcolanza. Fabulosa también la traducción de Consuelo Berges; ya que nos devuelve con ardor todo el espíritu de la novela.

hace 1 año
4

esta novela la sobreestiman mucho, lo que le falto a flaubert considero que lo tienen los miles de personajes de balzac que quieren lo mismo que Emma. fue uno de los primeros libros franceses que lei pero ya luego comprendiendo a balzac tengo una lista muy grande de criticas hacia madame bovary, rastignac y valentin pudieron decidir lo mismo pero por algo no lo hicieron.

hace 1 año
7

Una historia que llega a ser pesada en ciertas partes del libro, creó que tiene un desarrollo bastante lento y demasiadas descripciones, lo que la pueden llegar a ser un poco tediosa pero al finalizar el libro tienes bastante material para ponerte a analizar, es un libro que te da mucho para meditar, así como creeo que es una lectura que te transporta a la época en que esta escrita.

hace 2 años
5

No pude con Madame Bovary. Intente leerlo tres veces, lo encontré pesadisimo, cargado de descripciones excesivas.

hace 2 años
7

Cómo contraponer las personalidades de Charles y Emma. Cómo juzgar al uno sin el otro, cómo decidir quién es el bueno y quién el malo, si es que se puede hablar en términos tan absolutos. Considerada como una novela de corte romántico, germen del naturalismo y el realismo en cuanto al estilo y las técnicas narrativas, no carece por ello de cierta introspección en los personajes por parte del autor, no siempre tan objetivo como estos géneros pretenden. Leí esta novela después de iniciarme en la primera parte de la vasta En busca del tiempo perdido y el contrapunto entre ambos estilos fue aún mayor. Tras lo exigente de la obra magna de Proust, las páginas de Madame Bovary se dejaban caer como las hojas en otoño. Al final, eminentemente romántico, se llega sin esfuerzos, más allá de la rabia contenida y la mala leche que se va acumulando, al menos en mi caso, contra la muy querida por algunos, Madame Bovary. ¿Podría decirse que lo mediocre y simple de Charles, que su falta de ambición, llevan a su mujer a convertirse en la malograda harpía carente de moral que no encuentra otra salida que recurrir al arsénico? Volviendo a los términos absolutos, Charles es un bobalicón que no le presta a su mujer la atención que merece, pero que no contiene una sola gota de maldad, al menos no causa el mal conscientemente. En cambio Emma, va evolucionando desde una hipócrita resignación cristiana a la más absoluta inmoralidad y desvergüenza, ¿a causa del caso omiso de su marido? Lo dudo. ¿Habría actuado de otra manera de ser Charles un esposo atento y dedicado? De nuevo, permítanme dudarlo. Su ambición desmedida y su ansia de notoriedad no la habrían llevado por otros caminos aunque Charles se hubiera volcado en su felicidad. Para algunos, arquetipo de heroína romántica, ejemplo para la liberación femenina y germen del feminismo, esta señora no deja de volcar sus frustraciones hacia su marido, queriendo convertirlo en lo que no es, puesto que nunca le quiso, llevándole a cometer errores horribles, en busca de su fama como médico. La crítica de Flaubert a la sociedad de su época es manifiesta desde la primera página, aunque su punto álgido lo adquiere en el momento en que Charles elige a su mujer por su belleza y únicamente le interesa para exhibirla como trofeo, como delicado ornamento, y está presente en el comerciante que engaña a Emma, en la mezquindad del farmacéutico, etc. hasta, por qué no, la egolatría de Emma, que le importa un rábano su hija o arruinar a su familia a cambio de su ostentación. Un clásico de la literatura que nos plantea las relaciones entre hombre y mujer desde lo que parece un amor incipiente al puro egoísmo como forma de amar y destruir al otro.

hace 2 años
8

Madame Bovary es un gran libro, sin duda por la historia de Emma, pero el estilo de Flaubert puede llegar a desesperar, y es que a menos que uno se mentalice de buen principio que se encuentra ante un autor enfermizo por los detalles cuando se trata de describir el más simple de de los escenarios; desde un simple paisaje, una ubicación o una mañana de primavera, el libro puede llegar a convertirse en un jarro de agua fría constante al enganchar y desenganchar una y otra vez al lector ante otro ejercicio agotador de pura paja descriptiva, y es que aún siendo brillante el autor en este sentido, termina saturando.

hace 2 años
10

La primera vez que leí Madame Bovary, no pude terminarlo. Se me hacía pesado y lento. La segunda vez, no podía dejar de leerlo, me cautivó por completo. ¡Gran historia!

hace 3 años
7

No marco mi vida, sinceramente.

hace 3 años