Resumen

Un grupo de supervivientes vaga por una Tierra devastada, eludiendo una misteriosa amenaza, hasta encontrar refugio en las ruinas de Disney World. Y, como corresponde tras un Apocalipsis, lo que sigue es un nuevo Génesis. Pero esta vez Adán y Eva no están solos. En las páginas de Los últimos el lector encontrará mutaciones, canibalismo, persecuciones y viajes espaciales; también unos personajes que intentan preservar su humanidad en un marco extremadamente hostil, lleno de privaciones, duelos y penalidades. Desde la original revisión de premisas arraigadas en el centro de nuestra tradición narrativa, y transitando referencias no menos evidentes a las series de televisión, el cómic y los videojuegos, Márquez resuelve una novela sorprendente y singular.

1 críticas de los lectores

“La destrucción duró exactamente lo mismo que el origen: siete días, seis descontando el que el creador descansó.” Así se inicia esta novela breve, en la que, tras una misteriosa explosión, la Tierra se ha vuelto un mundo apocalíptico, sumida en la oscuridad y sin oxígeno. Cuando parece que a pesar del desastre se establece cierto orden y rutina en la vida de los supervivientes, una nueva e inquietante amenaza se cierne sobre ellos, hasta el punto de que el grupo protagonista se verá obligado a huir.
El argumento no destaca por su originalidad, pero el estilo narrativo engancha. Juan Carlos Márquez, conocido principalmente por sus relatos, no abandona del todo el género breve, pues el libro se estructura a modo de diario dividido en dos partes: “Diario de la Tierra” y “Diario de Marte”, cada uno de ellos compuesto a su vez por varios capítulos breves o muy breves. Narrado en presente, mediante frases cortas, prosa sencilla y directa, sin adornos, que impregna la acción de un ritmo fluido, uno siente la angustia, el miedo, la claustrofobia, y esa esperanza que produce el planteamiento de un nuevo génesis.
Bonita y cuidada edición de la editorial “Salto de página”. Los últimos es una historia de supervivencia muy entretenida que se lee en un rato. El único “pero” es precisamente que se hace demasiado corta, a uno le gustaría conocer más detalles y cómo sigue ese final abierto que queda libre a la imaginación. Una delicia de leer, recomendable para todo tipo de lector, no sólo para los amantes de la ciencia ficción. (Esther Rodríguez, 5 de septiembre de 2016)

hace 2 años