LOS RESTOS DEL DIA ISHIGURO, KAZUO

Nota media 7,63 Muy bueno 81 votos 10 críticas

Resumen

Inglaterra, julio de 1956. Stevens, el narrador, durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años, y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su país, y le ha ofrecido al mayordomo su coche que fuera de Lord Darlington para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens, en el antiguo, lento y señorial auto de sus patrones, cruzará durante días Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás.

10 críticas de los lectores

8

Fácil Lectura

hace 2 meses
9

Libro que describe las vivencias de un mayordomo en una mansión inglesa de principios del s.xx, donde se viven momentos históricos que el propio protagonista nos va narrando a lo largo de la novela. De las versiones de novelas llevadas al cine cabe decir que la película es una fiel versión de esta obra (me sorprendió reconocer todos los pasajes del libro en la peli).

hace 7 meses
8

Libro que relata el viaje de un mayordomo, de la inglaterra de las decadas 30,40 y 50, donde el mismo reflexiona sobre su profesion y los años en que lleva ejerciendo su trabajo con gran profesionalidad y abnegacion. De escritura muy tecnica, que nos recuerda los años en que se desarrolla la historia, donde la educacion y las buenas formas definian las cualidades de las personas. A mi personalmente, me recuerda a la serie "Arriba y Abajo". El viaje, es mas por la profesion y el trabajo del mayordomo, que por las regiones de Inglaterra, donde el mismo intenta justificarse ante la notable falta de personalidad y la mayuscula sumision que tiene y le debe a su trabajo y a su señor. Su rectitud, honor y profesionalidad le hace un ser anodino y falto de valores, que una vez fuera de su pecera, intenta por todos los medios encajar y agradar a los que le rodean con tal de evitar mostrarse de una vez como es y como piensa. Al final del viaje, se encuentra con el dilema, de si se equivoco en ser tan profesional y estricto con su forma de vida y, a mi entender, pasara la vuelta a Darlington Hall, pensando en cambiar algunos aspectos de su vida y adecuarlas a los tiempos modernos. Me ha gustado el libro, por ser algo diferente aunque sin sobre saltos, y sin emocion, gusta la estabilidad de la historia y el paso sosegado de los dias.

hace 7 meses
8

¿Existe una profesión mas inglesa que la de mayordomo? Estos tipos tan estirados y que tienen un sentido tan elevado de lo que es la dignidad, la fidelidad y la responsabilidad, gente que no pierde la compostura ni aunque se encuentren un tigre en el comedor, no es un ejemplo que me haya inventado yo, aparece en el libro. Sí, los mayordomos suelen ser excelentes personajes secundarios y en esta novela tenemos a uno de protagonista. Stevens, el perfecto ejemplo de mayordomo, con todas las cualidades antes comentadas y por ese mismo motivo es un hombre que reprime sus sentimientos y sus emociones. Stevens es un gran personaje, ridículo y patético pero también profundamente entrañable. La narración es en primera persona pero Stevens no nos abre su corazón, hay que leer entre lineas para intentar comprender a este hombre. Esta sutileza es una de las cosas que mas me han gustado del libro. En el fondo es una novela sobre las oportunidades perdidas. Muy recomendable.

hace 3 años
8

Una novela aparentemente sencilla pero que presenta una doble lectura. Se plantea el atractivo de la política nazi para la aristocracia inglesa y una moral curtida en el deber por encima de los sentimientos y emociones. Stevens es un mayordomo "digno" cuya existencia no tiene más finalidad que servir a su señor. Si su señor hace algo grande, algo importante para cambiar el mundo, él se siente como si hubiera colaborado, como si su vida hubiera cobrado con eso más sentido. ¿Pero qué pasa si la honorabilidad de su señor se pone en evidencia? El protagonista provoca sentimientos ambiguos que van desde la incomprensión e incomodidad a la compasión y ternura. Es una dura crítica a los encorsetamientos y al caracter flemático inglés. Una prosa maravillosa que fluye y emociona.

hace 5 años
8

Magnífica, tan bueno como la excelente película. Destaca sobre todo lo demás el protagonista, ese Stevens al que, desde fuera, vemos como una persona que ha sacrificado toda su vida personal para servir mejor a los intereses de su señor, mientras que él se esfuerza en mantener la dignidad que dé sentido a todos los sacrificios personales que ha hecho a lo largo de su vida. Destacaría también el sutil modo de introducirnos en el ambiente político de la época, no desde el punto de vista de sus protagonistas directos, sino desde el de que aquellas personas que lo presenciaron desde la periferia. Resulta especialmente conmovedor ( patético incluso, en ocasiones ) el orgullo del protagonista por su participación en dichos hechos, casi como una justificación de su vida.

hace 5 años
10

Mister Stevens es un mayordomo típicamente inglés que ha servido en la misma mansión durante más de 30 años. Después de muchos años se dispone a hacer un viaje en coche con el fin de visitar a Miss Kenton, antigua ama de llaves de la mansión. Stevens nos describe el viaje, a la vez que va recordando su vida y reflexionando sobre ella. Creo que es absolutamente impresionante el retrato que hace el autor del protagonista, un personaje que aunque pueda parecer frío y sin sentimientos, es coherente hasta el fin con el ideal que tiene de su profesión, totalmente aferrado a su sentimiento del deber y que siempre se ha esforzado por mantener "la dignidad propia de su condición". El libro, muy bien narrado, te deja un sabor agridulce, pero me ha parecido excelente.

hace 6 años
6

Tenía un recuerdo muy grato de la adaptación al cine de Los restos del día. Así que por fin me he acercado a ella, más que nada con la curiosidad de comprobar hasta que punto el mérito de la poesía y delicado intimismo de la peli era culpa del texto original. Pues tenía la culpa enteramente. Confieso que el comienzo se me hizo duro por la cantidad de detalles sobre el noble oficio de servir que el autor nos da. Pero enseguida uno comprende la necesidad de ello para entender las motivaciones del personaje principal, un personaje dibujado con trazo finísimo y preciso. Es muy original la forma en que nos vamos enterando de los hechos pasados. En el presente el mayordomo, mister Stevens, se encuentra realizando un pequeño viaje de placer por la campiña inglesa con el flamante automóvil de su señor. A Stevens le gusta ir escribiendo en un cuaderno de viaje las cosas que le van pasando durante estas mini vacaciones. Pero pronto comprobamos que el cuaderno se va conviertiendo además en diario íntimo, ya que el buen hombre tiende a divagar bastante cuando escribe rememorando hechos del pasado, cuando en tiempos mejores servía a un señor muy importante e influyente en la historia de su país. Así es como nos iremos llenando de los detalles más importantes de su existencia, y realmente les aseguro que se le coge un gran cariño al personaje.

hace 7 años
6

De fácil y agradable lectura. Posee ese algo, no sabría decir el qué, que ha hecho que me gustara. Recomendable sin lugar a dudas.

hace 7 años
10

Resulta interesantisima esta obra al meternos con suma facilidad en la trama de esta prodigiosa novela tan inglesa y tan exquisita .Se difruta desde el principio al final ,sin trampa ni carton .Un diez .

hace 10 años