Resumen

"Una de las más poderosas intuiciones que le había sobrevenido consistía en entender cómo es el mundo fijándose únicamente en los estados iniciales y finales de las cosas, sin preocuparse de cuanto ocurre en medio de ambos, camino o tránsito intermedio que de este modo queda constituido en una especie de limbo." Una mujer cuenta el secuestro al que fue sometida en México D.F. con una frialdad pasmosa y atendiendo a detalles inéditos. Una pareja atraviesa Estados Unidos en coche a la busca de un quimérico y remoto Sonido del Fin. Dos músicos se encierran en un château del norte de Francia para componer y grabar su obra definitiva. Un escritor español relata los inicios de su relación con una enigmática mujer que conoce en una librería mexicana. Agustín Fernández Mallo crea en esta novela una atmósfera ligeramente desenfocada, poética y turbadora que, como si de una red se tratara, va conectando a los personajes a medida que avanza la narración. No es misterio en el sentido clásico, no es suspense ni es terror, sino algo más inquietante: es la propia realidad la que se nos muestra como un objeto animado, son los personajes quienes van tras ella sin llegar a comprenderla del todo. En Limbo el tiempo se revela como una dimensión elástica y las fronteras entre la vida y la muerte se difuminan hasta desaparecer. Cada cual es él mismo y otros muchos, habitando distintos lugares, defendiendo varias vidas y sin intuir que, en definitiva, todo cuanto alguna vez ocurrió está condenado a repetirse.

2 críticas de los lectores

8

Una gran experiencia lectora, un fascinante ejercicio literario. Limbo no es un conjunto de fragmentos, relatos o descripciones, como puede parecer en un principio. Es una narración sólida que parte de elementos a priori extraños a la literatura mezclados con una habilidad pocas veces conseguida. El manejo del tiempo, el uso de los objetos, y ese ambiente como de pre-realidad que se respira en buena parte de la novela terminan por configurar un ejemplar de enorme valor.

hace 2 años
7

Quizás a Agustín Fernández Mallo le falte por escribir una gran novela, pero mientras esa llega (que llegará) no podemos evitar disfrutar con ese toque tan suyo que tiene de novelas muy influenciadas por la Cienca y esa búsqueda de la belleza e incluso de la poesía en esos misterios o particularidades científicas. Aunque a lo mejor tenga algunos pasajes que flojee, a mí personalmente me ha gustado mucho, si me apuran más que la saga Nocilla.

hace 4 años