LAS OBRAS INFAMES DE PANCHO MARAMBIO BRYCE ECHENIQUE, ALFREDO

Nota media 7,57 Muy bueno 7 votos 3 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialPLANETA
  • Año de edición2007
  • ISBN9788408073772
  • Idioma Español

Resumen

Alfredo Bryce Echenique vuelve a la novela con la verdadera historia de las obras de su propio piso contada con su magistral sentido del humor. Bienvenido Salvador Buenaventura, acaudalado y ejemplar abogado de vieja estirpe peruana, decide cambiar de vida a sus cincuenta y cuatro años de edad. Con tal finalidad aterriza en Barcelona, dejando atrás su Lima natal, una magnífica carrera de abogado, y sobre todo, un estigma familiar que hasta entonces siempre supo mantener a raya: el alcoholismo. Una vez superada la titánica y desagradable tarea de buscar piso, Bienvenido encarga las obras de restauración a Pancho Marambio, un hombre pagado de sí mismo, y que vive del engaño y de la estafa; un tipo ostentoso, vulgar y cursi, amante del lujo, la ostentación y las apariencias, y encima de todo un mentiroso a prueba de bala. Con una peculiar y muy personal Barcelona como telón de fondo, y sin dejar de lado su magistral sentido del humor, aún en los momentos más duros y crueles de su relato, Alfredo Bryce Echenique nos narra la historia del descenso a los infiernos del último de los Buenaventura.

3 críticas de los lectores

4

La caída a los infiernos de Bryce Etchenique. Cierto que es difícil de mantener el nivel de obras como La vida exagerada de Martín Romaña o El hombre que hablaba de Octavia de Cádiz, pero esta novelita, simplemente, no es presentable para alguien que ha demostrado tanto.

hace 3 años
6

La novela es buena como que es creacion de Bryce, pero no me gustó tanto como otras novelas un poco mas arriesgadas y con muchos temas y matices. Con esto no digo que la novelas es mala, para nada. Se lee rapido, se deja llevar con facilidad y sobretodo divertida.

hace 8 años
10

Una vez más Bryce Echenique desprende ingenio a raudales. Una mezcla perfecta de ironía y locura dentro de cada personaje. Se te clavan dentro como lector, para bien o para mal, todos ellos.

hace 12 años