LAS EFÍMERAS ADÓN, PILAR

Nota media 8,5 Muy bueno 2 votos 2 críticas

Resumen

Dora y Violeta Oliver, dos hermanas que mantienenuna ambigua relación, viven aisladas en una casa situadaa las afueras de una comunidad. Sus miembros se han idoreuniendo en el lugar en torno a una gran casa que semejala forma de una colmena, en busca de un estilo de vidamarcado por el retiro y la autosuficiencia, por la coh erenciay la introspección. Hasta que un día, una de las hermanasOliver comienza un acercamiento hacia el tímido Denis,un muchacho perseguido por un turbio pasado quese remonta varias generaciones atrás, y desaparece.En ese espacio aislado, dominado por una naturalezaomnipresente que también establece sus propias normas,una mujer, Anita, es la encargada de conservar el equilibrioy la normalidad, al menos de modo aparente.Así, entre insectos, tierra y una densa masa de vegetación,todo parece mantenerse bajo una pacífica cotidianidad.Un modo de vida idílico que se convertirá para algunosen una opresiva trampa.Las efímeras es una novela sobre la dominación,la dependencia y el deseo de acaparar y controlar la vidade los seres cercanos. Todo ello sumergido en una naturalezainvasiva, asfixiante, de la que es muy difícil escapar.

2 críticas de los lectores

A estas alturas, a Pilar Adón se le reconoce muy bien por ese trazo poético que deja en su prosa, por esa medida y urdida construcción de la maraña en la cual, a través de su voz, se entrelazan sus personajes, los ambientes, y ese opresivo telar que son las pasiones humanas. Un telar que, en esta nueva y esperada novela, se personifican en la naturaleza y en La Roche, que significa colmena: una opresiva comunidad rural, aislada, donde los miembros comparten una enfermiza huida hacia sí, hacia la autosuficiencia, en pos de la pretendida integración con lo natural.
Es ahí donde se desenvuelven las dos hermanas protagonistas, Dora y Violeta. En un mundo extraño, perturbador, donde las relaciones con los seres más cercanos oprimen y controlan. Y una de ellas querrá escaparse con Denis, otro miembro más de la colmena, preso de un pasado que le persigue.
Probablemente no sea necesario apuntar más de la trama: saber que embarcarse en Las efímeras es dar el primer paso a un viaje único, manejado al dedillo por el estupendo estilo de su autora, por una prosa que marca con tanto deleite como desasosiego las pulsiones de los sentimentos, basta. O debería de bastar. Una obra densa, sí, pero que atrapa y absorbe como pocas —y no por la trama o el ritmo, como los folletines, sino por esa particular atmósfera que emana sus páginas—, y que constituye un paso delante de una de las mejores autoras contemporáneas. (Carlos Cruz, 2 de marzo de 2016)

hace 2 años
9

Es un libro muy bonito y muy otoñal. Pilar Adón practica una escritura desarreglada hasta el extremo de encontrar párrafos de oración única y frases de una palabra, que lejos de caer en falta con la narración, singulariza ésta. Me ha gustado mucho. En cuanto tenga ocasión de leer algo suyo, no lo voy a dudar.

hace 2 años