Resumen

Escondidas tras los mitos de sus hermanas Juana la Loca y Catalina de Aragón, reina de Inglaterra, Isabel y María son, posiblemente, las más desconocidas de las hijas de los Reyes Católicos. Sin embargo, ambas compartieron trono con uno de los monarcas más importantes de su tiempo Manuel I de Portugal, bien llamado el Afortunado. Auténticos pilares de la corona, gracias a la política matrimonial de los Reyes Católicos, Isabel, María, Juana y Catalina fueron también cuatro mujeres de carne y hueso que se sometieron resignadas a su papel de peón de los intereses políticos de sus padres. Y otro tanto le sucedió a Leonor la refinada princesa flamenca, hija de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, moneda de cambio al servicio de su hermano el Emperador Carlos V. Las damas del rey tiene como eje narrativo a las tres esposas de Manuel I el Afortunado: Isabel, digna heredera de la Castilla medieval austera y piadosa; María, discreta y generosa y Leonor, sobrina de las anteriores, hermosa y culta. Pero no son las únicas protagonistas. Las cartas que Isabel y María cruzan con sus hermanas, Juana y Catalina, o las que Leonor dirige a su tía Margarita de Austria, gobernadora general de los Países Bajos, se convierten en el vehículo idóneo para conocer no solo el trágico destino de las hijas y nietas de los Reyes Católicos, sino para recorrer los intrincados caminos de una Europa que se abría a nuevos territorios, se debatía en la controversia religiosa iniciada por Lutero, y se disponía a encarar una nueva era.

4 críticas de los lectores

Espléndida novela histórica: interesante, bien documentada y muy amena. La historia, de por sí interesante, está muy bien contada. Si conoces la historia, te gustará mucho, es justo lo que se espera de ella. Y si no conoces la historia, la explica muy bien. Se trata de una época histórica compleja y difícil de conocer a fondo, pero el libro es la forma ideal de hacerlo. Presenta a los personajes de modo muy efectivo, como personas de verdad, no simples iconos históricos, mostrándolos con ternura y cariño, especialmente las protagonistas femeninas, a las que muestra como parte de una familia cariñosa y muy unida, pero al mismo tiempo conscientes de sus obligaciones como princesas. El modo de narrar la historia también es muy recomendable, alternando el relato de épocas concretas con cartas escritas por las protagonistas en las que se da una imagen más global a sus vidas. Además, incluye unos extensos y completos apéndices que sirven de clara ayuda a la comprensión de la historia. En suma, realmente recomendable, tanto para los aficionados a la novela historica como para los profanos que desean iniciarse en ella. (Mercedes Yáñez)

hace 6 años
6

Sencilla de leer, la autora nos muestra la vida de estas tres infantas castellanas con capítulos en los que se alternan novela histórica y cartas cruzadas entre sus personajes, basculando entre Portugal, Castilla, Inglaterra y Flandes.

hace 2 años
8

La vida de las hijas y las nietas de los Reyes Católicos es tristemente interesante. Triste porque aunque tuvieron riquezas y comodidades, su vida no fue fácil, Fueron peones al servicio de un juego político donde no contaban sus sentimientos. Este libro es testimonio de sus vidas y de sus pesares. Muy recomendable, sobretodo para los que gustan de la novela histórica, porque a través de los avatares de estas ilustres damas, encontramos un magnífico retrato de la vida y la sociedad existente en aquella época inmediatamente posterior al descubrimientos del Nuevo Mundo.

hace 3 años
8

Relatada de una forma clara y sencilla. La Hª nos cuenta como los Reyes Católicos a través de sus hijas intentaron formar alianza con Inglaterra y Portugal, casando a sus hijas con monarcas de estas tierras. De esa forma luchaban y aislaban a su mayor enemigo, Francia. Mujeres responsables, leales a su patria y a sus padres, eran como peones en una partida de ajedrez, siempre bajo el yugo de sus padres o hermanos, una sociedad donde predomina lo masculino, ellos mueven hilos, ellas solo tenían la opción de acatar las normas y sus decisiones y resignase a sus destinos. Conoceremos los sentimientos de estas mujeres a través de cartas que se escribian entre las hermanas (Isabel, María, Juana y Catalina) y con su madre la reina Isabel la Católica, sentimientos más intimos, sinceros y puros.

hace 6 años