Resumen

Refleja la crisis del protagonista, Jaime Ceballos, a causa de la contradicción profunda entre un estilo de la conciencia cristiana y una cierta adecuación de las relaciones humanas. No hay culpables ni inocentes: en nuestra sociedad todos somos a la vez víctimas y cómplices, dicta el autor a través de estas páginas.