LA TIENDA DE ANTIGÜEDADES DICKENS, CHARLES

Nota media 7,21 Muy bueno 42 votos 8 críticas

Resumen

La pequeña Nell Trent es huérfana y vive con su abuelo en la tienda de antigüedades que este regenta. Marcados por la pobreza, ambos intentan salir adelante… hasta que el abuelo recurre al malvado prestamista Daniel Quilp, un enano deforme y jorobado. A partir del momento en que Quilp entra en escena, Nell y su abuelo emprenden un viaje a través de Inglaterra. Recorren pueblecitos, ciudades ennegrecidas por el hollín, lugares llenos de miseria. Y en su peregrinaje, en la más pura tradición cervantina, alternan con una variopinta galería de personajes: feriantes, carboneros que leen el fuego, maestros, domadores de perros, dueñas de museos ambulantes, dandis con un sentimiento trágico de la vida y ponis obstinados.

8 críticas de los lectores

8

Buen argumento,el desenlace es muy bonito y los personajes son fabulosos

hace 7 meses
8

Es una novela algo lenta y típica corta de Dickens, pero la recomiendo para el que ya esté aconstumbrado a su estilo, personajes y giro de historias. a mi lo que me atrajo primeramente de este libro fue la reseña en mi versión que decia que de la ruina del abuelo venia que recorriera todo el país buscando su supervivencia donde por fin consiguen la felicidad. yo por las reseñas a veces no me guió porque todo depende de gustos. la historia a mi parecer tiene el estilo de las grandes a tamaño corto. sin dar mucho spoiler tiene la estructura normal de un dickens, victima miserable- vida miserable- el ppal luchador- benefactores/enemigos, oportunidades/obstáculos- final. me parecen personajes memorables de esta historia el enano Quilp , uno de los swiveller es muy parecido a jarndyce de bleak house, y en menor rango hay micawbers,heeps entre otros.

hace 3 años
7

La extensa narrativa de Charles Dickens, siempre se ha caracterizado por su soberbia impronta moralista y su acida descripción de la sociedad victoriana. A través de sus novelas por entregas y sus personajes hiperbolarizados, hace una continua defensa hacia los débiles o los humildes; contraponiéndolos con una sórdida visión hacia los despreciables villanos que no tienen ningún tipo de escrúpulos en conseguir sus fines. Estos gruesos ingredientes, también los encontramos en "La tienda de antigüedades", que aunque no llegue ni de lejos al nivel de "Grandes esperanzas" o de "David Copperfield", merece tener un espacio en esta modesta estantería. Un buen clásico con el que todavía se puede disfrutar, si te gusta el estilo de este fabuloso escritor inglés.

hace 3 años
8

A lo largo de la historia un narrador desconocido nos va introduciendo a los diferentes personajes de la historia: Kit, un muchacho humilde y muy noble que trabajaba en el anticuario y una serie de conspiradores capitaneados por Quilp, un enano maltratador, alcohólico que está empeñado en destruir la vida de Nellie y la de toda la gente a la que ella quiere. Dickens nos va mostrando la vida en las calles de las distintas ciudades por las que van peregrinando Nellie y su abuelo. Las penurias de gente humilde que trabaja de sol a sol para poder alimentar a sus familias y que a pesar de sus carencias, ayudan a desinteresadamente a Nellie. También nos habla de los vicios de la sociedad: la esclavitud a la que algunos someten a la gente a su servicio, el alcoholismo, la ludopatía e incluso los matrimonios por conveniencia cuando al organizador le suponen un alto beneficio. Una historia agridulce en la que se muestra lo mejor y lo peor del ser humano.

hace 4 años
4

Una novela de un maestro, que para mi pasará a la posteridad por haber sido toda una decepción, a pesar de encontrarme con algún que otro personaje digno de mención por su atractivo, pero no lo suficiente como para recordarlo. Aún así con Dickens nunca te entran ganas de abandonar, asi que algo positivo he sacado de este ejemplar.

hace 8 años
6

Ha sido una buena lectura aunque nunca me ha llegado a entusiasmar, con algunos altibajos. En mi opinión, los personajes están bastante definidos desde el principio, enseguida se nota (por la descripción o por sus palabras) quien será malvado o bondadoso; y la parte que se desarrolla en la ciudad me ha parecido más interesante que las desventuras de Nelly con su abuelo por la campiña y las diversas aldeas. El inicio de la historia es lo que mejor valoro, donde se mencionan casi todos los protagonistas y una parte de las intrigas que se van desarrollar. Tiene bastante empuje para enganchar enseguida al lector. Me pareció original la peculiar forma de introducirnos en la trama: la aparición fugaz de un personaje anónimo que encuentra en la calle a una niña. A partir de aquí, el autor nos describe, magistralmente, una serie de figuras bastante diferentes y contrapuestas. Una de las principales es el excéntrico Quilp, con maneras simiescas, un físico detestable, sucio y repugnante, igual que su interior: cruel, machista, mezquino, avaro, egoísta, liante y violento. Uno de los sujetos literarios más odiosos que he leído. La parte más amable del libro la componen los niños: Nelly y Kit. A su alrededor hay una variopinta naturaleza de protagonistas, que van desde lo grotesco y malvado hasta lo bondadoso y lacrimógeno. Tiene un marcado maniqueísmo que es un lastre para el interés de la narración. Y como en otras narraciones dickensianas, hay un misterio, un hecho del pasado, que tendrá una importancia vital para el destino de todos. Una buena novela, entretenida, con intriga, pero, a mi juicio, con demasiados arquetipos y sentimentalismo. Y uno de los aciertos de la narración es el humor que contiene, en ocasiones burlón y en otras con ironía. Es gratificante entre tanta desgracia.

hace 8 años
5

En mi opinión, no es de lo mejor de Dickens. Se nota demasiado que es una novela por entregas y hay demasiado drama. Lo mejor son los personajes malvados que de tan grotescos rozan el surrealismo.

hace 8 años
10

Ha sido una experiencia maravillosa. Al principio, poco acostumbrado al estilo de Dickens, me costó un poco familiarizarme con los personajes pero a partir del tercer capítulo la lectura empezó a fluir.

Quiero transcribir un breve párrafo que me cautivó especialmente: "Y permítanme detenerme un instante para observar que, si alguna vez el afecto y el cariño domésticos son bellos sentimientos, eso ocurre sobretodo en la casa de los pobres. Los lazos que unen a los acomodados y a los orgullosos con su casa suelen forjarse en la tierra, pero los que unen al hombre pobre con su hogar humilde son del metal más puro y llevan el sello del cielo"

LA TIENDA DE ANTIGÜEDADES
Charles Dickens

hace 8 años