Resumen

Con esta obra Oriana Fallaci rompió una década de silencio, tomando como punto de partida el apocalipsis que la mañana del 11 de septiembre de 2001, no muy lejos de su casa de Manhattan, desintegró las Torres Gemelas y redujo a cenizas a miles de personas. Precedido por el asombro que provocó la publicación parcial de su texto, días después de la terrible tragedia, el libro se publicó con gran éxito en su versión íntegra y original y enriquecido con un dramático prólogo en el que Fallaci mostraba por qué el terrorismo islámico no acababa con la derrota de los talibanes y describía la realidad global de la Guerra Santa. Un prólogo en el que la escritora italiana hablaba también de sí misma, lanzaba acusaciones durísimas e invectivas furibundas. Con brutal sinceridad expuso las ideas, las pasiones y las reflexiones que, durante estos años de obstinado silencio, quiso callar.