Resumen

París, 1882. La joven aristócrata inglesa Sarah Kincaid viaja a un simposio sobre arqueología en París. Allí sabrá, a través del vidente e hipnotizador Maurice du Gard, que su padre, quien estaba en una misión secreta para el gobierno británico, corre peligro. Sarah contravendrá todas las advertencias de Lord Kincaid y resolverá ir en su rescate. De París a Alejandría, pasando por Malta, se embarcará en un viaje de aventuras no solo por mar y tierra sino también por las profundidades del Mediterráneo. Perseguida por un misterioso asesino, Sarah encontrará finalmente a su padre. En una Alejandría aquejada por la guerra, durante la revuelta de Urabi, y bombardeada por los británicos, padre e hija se adentrarán en las catacumbas de la ciudad en busca del que quizá sea el mayor misterio de la Antigüedad: la desaparecida biblioteca de Alejandría.

3 críticas de los lectores

Simplemente entretenido No es nada del otro mundo, para pasar un buen ratito leyendo y poco más. Mi parte favorita es en la que aparece Julio Verne. En muchas ocasiones es muy repetitivo e insiste demasiado en el amor hacia su padre. Además que la narración en tercera persona no le pega demasiado, el autor se podría haber esforzado más y hubiera hecho todo un diario como si lo escribiese Sarah, plasmando sus emociones e inquietudes sin ser tan repetitivo, haciendo más incapié en su romance, sin dejar de lado la aventura y la arqueología, y le hubiera quedado una novela insuperable. El final no me ha gustado nada ha sido muy deprimente.

hace 4 años
6

Segunda aventura de la arqueólogo Sarah Kincaid, aunque primera cronológicamente hablando, ya que narra los hechos acaecidos en Alejandría que se comentan en La Maldición de Toth. Lectura amena, se lee fácilmente.

hace 7 años
2

No me han gustado los diálogos ni las descripciones, que son repetitivas y poco descriptivas, valga la redundancia. Quedan cosas inconclusas. Lo he terminado porque no me gusta dejar las cosas a medias, pero no lo recomiendo.

hace 8 años