LA INTELIGENCIA EJECUTIVA MARINA, JOSÉ ANTONIO

Nota media 8 Muy bueno 1 voto 1 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialARIEL
  • Año de edición2012
  • ISBN9788434400672
  • Idioma Español

Resumen

Éste no es un libro más sino un paso innovador y decisivo que está llamado a revolucionar la idea que tenemos de la educación. La inteligencia ejecutiva se encarga de dirigir todas las capacidades humanas. En ella reside nuestra grandeza y nuestra esperanza. La función principal de la inteligencia humana es dirigir bien el comportamiento. No basta con almacenar conocimientos, no basta con desarrollar la inteligencia emocional. Haberlo olvidado es la causa de graves problemas personales, educativos y sociales. La inteligencia ejecutiva se encarga de hacer proyectos, tomar decisiones, utilizar los conocimientos, gestionar las emociones, mantener el esfuerzo, aplazar la recompensa, realizar metas a largo plazo. En ella tiene su origen la libertad humana. Esa inteligencia no es innata, el niño tiene que aprenderla. Será su gran talento. Ayudarle a que lo consiga debe ser el gran objetivo educativo inmediato. Estamos en el inicio de una nueva era.

1 críticas de los lectores

Tras “La educación del talento”, “El cerebro infantil: la gran oportunidad” y “Los secretos de la motivación”, ve la luz la cuarta entrega de la Biblioteca Up: “La inteligencia ejecutiva”. Comparte con sus predecesoras el carácter divulgativo, la sencillez y cercanía en la exposición de ideas y la voluntad de servir de estímulo para la participación de los lectores (recomiendo visitar los foros de www.bibliotecaup.com, donde el propio autor participa activamente despejando las dudas de los internautas). A lo largo de las páginas de este ensayo, Marina señala que la inteligencia ejecutiva no es algo con lo que se nazca, sino que debemos adquirirla, entrenarla. Asimismo, incide en la importancia de la elección de metas adecuadas y del control de la atención. No en vano, un correcto manejo de la atención es uno de los pilares fundamentales de la inteligencia ejecutiva. Desarrollar la inteligencia ejecutiva implica comprender que aprender no es almacenar datos en nuestro cerebro, sino saber hacer. Y que la educación no implica solamente la instrucción, sino la formación del carácter para la toma decisiones correctas e inteligentes. (Ana Rayas)

hace 6 años