Resumen

A través de la historia de tres generaciones de una familia judía, los Karnowsky, esta novela, publicada originalmente en 1943, nos ofrece un fresco extraordinario de la primera mitad del siglo XX. David, el patriarca, que en los albores del siglo abandona el shtetl polaco donde nació para instalarse en Berlín, animará a su hijo Georg a adaptarse y a convertirse en «judío entre judíos y alemán entre alemanes». Georg se convertirá en un respetable médico berlinés y encarnará así la cumbre de la integración y el éxito social de la familia. Su hijo Yegor, nacido durante el nazismo y profundamente marcado por el antisemitismo, desembarcará en una Nueva York inhóspita y culminará el accidentado destino de su linaje. En la presente obra, Singer no sólo escribió páginas de inusual belleza, sino que vislumbró además con una clarividencia sobrecogedora la suerte de los judíos tras la Segunda Guerra Mundial, confirmando, a su pesar, la capacidad profética que sólo los auténticos escritores poseen.

3 críticas de los lectores

8

A mí me encantó, porque te permite ver muy bien cómo era la sociedad de la primera mitad del SXX a través de esta familia. Además me parece muy interesante el análisis que se hace de los personajes, que te permite comprender lo que sienten en lo más profundo de su ser. Está muy bien escrito

hace 5 meses
6

Leí este libro por recomendación y la verdad es ha sido entretenido.

hace 6 meses
8

He quedado bastante contento. Es la típica saga familiar. Tres generaciones de una familia judía que vive en Berlín en las primeras decadas del siglo XX. Cuenta las difíciles relaciones entre padres e hijos, los prejuicios contra los judíos que aumentaron tras la derrota de Alemania en la primera guerra, hasta llegar a un punto en que la vida para los judíos en el país se hizo imposible de soportar cuando llegaron al poder los de las botas altas. No se ocultan en la novela los prejuicios de los judíos acomodados de Berlín contra los judíos pobres que venían de Rusia o Polonia. Para que nadie saque una conclusión equivocada, advierto que esta no es otra novela del Holocausto, los Karnowsky están entre los "afortunados" que abandonaron el país a tiempo. Lo mejor en mi opinión, son los personajes, tiene un muy buen perfil psicológico, destaca el joven Karnowsky, un chaval mitad judío, mitad ario, al que la propoganda nazi le llena de basura la cabeza, con lo que acaba odiando su parte judía y no aceptándose a si mismo. Esto provoca unos conflictos que son la parte mas interesante del libro.

hace 11 meses