LA DEFENSA NABOKOV, VLADIMIR

Nota media 7,46 Muy bueno 13 votos 3 críticas

Resumen

El descubrimiento del ajedrez supone para el gran maestro Luzhin, protagonista de esta novela, la revelación de un orden de impecable armonía donde encontrar refugio contra las tribulaciones de su desdichada adolescencia. A partir de ese momento da comienzo su brillante carrera como campeón en ese juego, que pronto se convierte en una obsesión que absorbe su vida por completo. Luzhin comprende, demasiado tarde, que tal obsesión amenaza con destruirlo y que el instrumento escogido como defensa contra el desorden y los agravios del mundo es también un arma que finalmente se vuelve contra él mismo, hallándolo en la más patética indefensión. Publicado por primera vez en Berlín, en 1930, el propio Nabokov observa en su prólogo que «de todos mis libros rusos, es La defensa el que contiene y difunde mayor "calor"». La sombría peripecia de Luzhin contiene pasajes de una melancólica delicadeza y de un fino humor que contribuyen a hacer de esta novela una pieza de rara perfección. Todos los elementos de la trama se hallan sutilmente enlazados en un juego de correspondencias y de calculados golpes de efecto supeditados con inimitable sabiduría a una estructura que, deliberadamente, recuerda aquí a una elegante, astuta e implacable partida de ajedrez.

3 críticas de los lectores

2

Me esperaba más de este autor. Los acontecimientos se desarrollan de forma muy lenta y el protagonista Luzhin recuerda mucho a Ignatius del libro La Conjura de los Necios. El final deja mucho que desear. No lo recomendaría.

hace 11 meses
6

Libro con buen uso del lenguaje pero en su técnica narrativa se refleja a la perfección las jugadas de ajedrez. Conforme va avanzando, se va volviendo cada vez más y más lento. Personaje peculiar, solitario y desgajado del mundo, vive inmerso en la "realidad" del ajedrez. Por eso gran parte de la narración se verifica en soliloquios y llega un momento en que se abisma en un mundo onírico del que saldrá con reposo y ayuda especializada. Absténganse de leerlo aquellos a los que les gustan las novelas trepidantes, activas y rápidas. Se exasperarían. SEgún criterio de Harold Bloom, Nabokov aquí sigue la pauta cervantina, en la que el diálogo profundo conduce más bien a la autorreflexión y a la consiguiente alteración psíquica.

hace 5 años
10

Un libro excelente. Tambien recomiendo leer a quien encuentre este libro interesante, La novela del ajedrez de Stefan Zweig.

hace 9 años