LA CONQUISTA DE LA FELICIDAD RUSSELL, BERTRAND

Nota media 7,47 Muy bueno 30 votos 2 críticas
  • GéneroEnsayo
  • EditorialDEBOLSILLO
  • Año de edición2003
  • ISBN9788497592888
  • ISBN digital9788466330701
  • Idioma Español

Resumen

Libro incluido en Biblioteca Selecta Forum de Barcelona 2004 En el prefacio de La conquista de la felicidad (1930) Bertrand Russell afirma: «He escrito este libro partiendo de la convicción de que muchas personas que son desdichadas podrían llegar a ser felices si hacen un esfuerzo bien dirigido». El arquetipo de esas personas, y Russell lo reconoce y describe muy pronto, es ese ciudadano medio que cuenta con ingresos suficientes para su subsistencia, de salud aceptable, que no se encuentra en ninguna situación puntual de sufrimiento extremo y que, sin embargo, no es feliz. La obra se divide en dos partes, perfectamente yuxtapuestas, como dos hemisferios para una cartografía personal de la felicidad: «Causas de la infelicidad» y «Causas de la felicidad». La primera tiene como punto de partida una pregunta diáfana: ¿Qué hace desgraciada a la gente? Y analiza los principales factores que intervienen. Específicamente se detiene en el análisis de lo que denomina la «infelicidad byroniana» así como en la competencia, el aburrimiento y la excitación, la fatiga, la envidia, el sentimiento de pecado, la manía persecutoria y el miedo a la opinión pública.

2 críticas de los lectores

8

Esta obra va dirigida a todos aquellos que no tienen un gran causa externa que produzca una infelicidad justificada, como por ejemplo, sufrir una gran catástrofe o vivir en una extrema pobreza o un grave problema de salud..., si no que trata de personas que no son felices a causa de ideas erróneas o de un equivocado concepto de la felicidad. No resulta nada difícil su lectura, todo lo contrario. Es un ensayo con un gran componente autobiográfico, escrito desde el sentido común y la propia experiencia, y no va dirigido a personas eruditas, sino a todos aquellos que puedan sacar algún provecho y una ayuda. Escrito en los años 30 del siglo XX, hay muchas clarividencias que podemos comprobar actualmente, como el descenso de la natalidad en países desarrollados, en cambio en otros aspectos se equivoca de pleno, como su absoluto convencimiento que para la sociedad es mucho más difícil ver un partido de fútbol que leer un libro, y es que no previó lo que una televisión podría cambiar el mundo!!! Las ideas que desarrolla en este libro son muy interesantes, con algunas podremos coincidir y con otras no estar tan de acuerdo, pero algo podemos aprender de todas ellas. Entre otras, Russell nos aconseja no mirarnos tanto el ombligo, sino que hay que salir y mirar hacia fuera. También aboga por la inteligencia y la instrucción, como vehículos necesarios que nos conduzcan por el camino de la felicidad. También apuesta por una búsqueda de equilibrio entre esfuerzo y resignación en todas aquellas cosas por las que luchamos a diario. En dos palabras defino esta obra: enriquecedora y recomendable.

hace 2 años
7

La felicidad es una busqueda constante y permanente. Bertrand Russel nos transporta a traves del libro a entender un poco esta busqueda y los obstaculos que se deben derribar para encontrar la felicidad

hace 6 años