LA CASA HOLANDESA PATCHETT, ANN

Nota media 7,75 Muy bueno 4 votos 2 críticas

Resumen

A finales de la Segunda Guerra Mundial, a Cyril Conroy lo visita la suerte: hace una única pero muy inteligente inversión que le permite poner en marcha lo que se convertirá en un gigantesco imperio inmobiliario. El negocio catapulta a su familia desde la pobreza a una ingente riqueza, y su primera decisión es comprar la Casa Holandesa, una rica mansión a las afueras de Filadelfia. La casa, que pretende ser un regalo para su esposa Elna, terminará marcando los designios de toda la familia. Elna, incapaz de soportar la vida en una mansión como aquella, abandona a su familia para entregarse a los más necesitados. Maeve, la hermana mayor, se verá obligada a ejercer de madre para Danny, el pequeño. Circunstancias imprevisibles golpean a los hermanos, que se ven obligados a abandonar su casa de ensueño y rayan de nuevo la pobreza de la que habían escapado sus padres. La adversidad y una profunda nostalgia hacia el hogar que les ha sido arrebatado forjarán un vínculo indestructible entre ellos. "La Casa Holandesa" es un cuento de hadas sembrado de claroscuros, un relato sobre un paraíso perdido que ahonda en cuestiones como la memoria, el amor y el perdón.

2 críticas de los lectores

Si mi opinión de la prosa de Ann Patchett ya era muy buena tras leer “Comunidad”, con “La casa holandesa” la autora ha acabado de conquistarme definitivamente. Las expectativas al comienzo de esta lectura eran muy buenas, pero se han visto incluso superadas por la sencillez de su discurso, unida a la profundidad y complejidad de la historia.
La casa holandesa que da nombre a la novela se construyó en 1922 a las afueras de Filadelfia, y era llamada por ese nombre por sus primeros dueños, una adinerada familia holandesa. Se trata de una casa enorme, en la que cada estancia está construida con detalles exclusivos, siendo un lugar conocido en todo Filadelfia.
Sin embargo, los protagonistas de la obra son Danny y Maeve, hijos de la segunda familia que la ocupó, tras la Segunda Guerra Mundial. La base de la novela son los recuerdos de infancia y juventud de Danny, en los que su querida hermana mayor Maeve, tenía un lugar fundamental.
Resulta curioso que un lugar tan idílico y hermoso como la Casa Holandesa pudiera albergar tantos recuerdos amargos. Fue el lugar en que la infancia inicialmente acomodada de los dos hermanos empezó a desvanecerse. Y pese a todo, y mucho tiempo después fue un lugar que continuaría muy vivo en su pensamiento.
La memoria, el dolor, la pérdida o el perdón son sólo algunos de los temas que albergan las páginas de “La casa holandesa”. Es una novela tan tierna como dolorosa. Leer a Ann Patchett es un verdadero placer. (Ana Rayas, 23 de enero de 2020)

hace 4 meses
10

A mi personalmente me ha encantado. Es un libro tierno, humano y adictivo. El drama está muy presente, pero también la esperanza. No se si seria porque lo leí en Navidades, pero me emocionó mucho. 100% recomendable.

hace 2 meses