LA CARICIA DE TÁNATOS 1. El origen MORENO, MARÍA JOSÉ

Nota media 8 Muy bueno 10 votos 2 críticas

Resumen

"Mercedes Lozano Rivera es una especialista en psicoterapia interpersonal adicta al trabajo. Hace diez años su novio la dejó a las puertas de la iglesia para casarse con su mejor amiga. Desde entonces trata de llevar una apacible existencia personal y profesional lejos de la familia y de los hombres hasta que una serie de acontecimientos ponen su vida boca abajo. De pronto, Mercedes se enfrenta a un grave caso clínico de maltrato psicológico sufrido por una de sus pacientes: Marina. Sin saber cómo, se verá inmersa en una vorágine de acontecimientos, y quedará atrapada en la tupida tela de araña de la maldad".

2 críticas de los lectores

10

Es un thriller psicológico en toda regla, que te absorbe, y te lleva a un final realmente angustioso… decepcionante y demasiado real… Mercedes Lozano es una psicóloga que ejerce en su propia consulta, en Córdoba. Su vida está relativamente completa, está rodeada de buenas amigas, Marta, su secretaria, con dos hijos, y con sus propios problemas, ya que su hijo adolescente le trae de cabeza por unos líos en los que se está metiendo debido a las malas compañías, en una edad tan complicada, Teresa, médica, con la que se lleva genial y a través de la que consigue conocer a Miguel, el que puede ser el otro amor de su vida. El primero fue Jose Luis, que hace diez años la dejó plantada antes de la boda, para fugarse con su mejor amiga, Lola. Y Mercedes aún no lo ha superado, cree que sí, pero aún tiene miedo de iniciar una relación, y tiene miedo a que la dejen. Tenemos además otro personaje principal, que es una paciente de Mercedes, Marina, frágil emocionalmente y en tratamiento psicológico desde hace tres años, tras haber sido sometida a malos tratos. Se enamora locamente de Marcos, un personaje de lo más especial. Entre todos estos personajes se va entretejiendo una red oscura, densa, llena de amor, pero amores de distinta clase. Amores incondicionales, como los de una madre a un hijo, o entre amigas, amores apasionados como los que tienen lugar al inicio de una relación, cuando todo son esperanzas y perspectivas, amores enfermizos que son los que tienen lugar cuando se anula la personalidad por complacer al otro, amores obsesivos, amores dependientes, y por supuesto odio. La narración está escrita en primera persona desde el punto de vista de Mercedes, y de Marcos. Tanto en un caso como en otro resulta perturbador meterte en la mente de los dos. Mercedes tiene tantos sentimientos encontrados, se preocupa tanto por los que la rodean, por sus pensamientos, que te hace sentir una empatía total con ella. Y la acompañas en sus alegrías, sus miedos, sus dudas, todo ello preciosamente descrito. Vas viendo también como un trabajo así la va vampirizando psicológicamente, cuando trata con sus clientes. Pero también la sigues en su proceso de desarrollo personal cuando toma las decisiones que debe tomar, para su paz mental. Las relaciones padres hijos forman parte de la trama, en varios de los personajes y te hace pensar en como la gente moldea el carácter de sus hijos desde la infancia, y todas las consecuencias que ello puede tener. Da miedo, porque puedes observar porqué ahora eres como eres, y si eres madre, te da miedo pensar si lo estás haciendo mal o bien, o como deberías hacerlo. También eres testigo de la compleja tela de araña que suponen los maltratadores psicológicos, con el tremendo daño emocional que causan. Me ha resultado tan cercano, que agotada y exhausta, tenía que dejar de leer, porque estaba demasiado dentro de la historia, era demasiado uno de los personajes, y podía ver la araña acercándose y envolviéndome…aunque yo fui capaz de escapar.

hace 3 años
8

Terminada la novela he de decir que la he leído con mucha atención y fijándome en todos los detalles. Es una novela que se puede calificar como thriller psicológico con toques de romanticismo y de intriga. Me gusta como está estructurada ya que hay dos historias paralelas contadas en primera persona y en presente que se van entrecruzando, la de Mercedes y la de Marcos, con lo que nos vamos adentrando en la perversa mente de este personaje que es un tipo egocéntrico, frío y calculador. Al mismo tiempo una Mercedes adicta al trabajo nos va adentrando en la mente de sus pacientes y en la suya propia mostrándonos sus miedos anhelos y desesperanzas. Los personajes que más me han gustado son los que más fuerza tienen dentro de la novela: Miguel dice que es incapaz de aceptar su biografía, con lo que se limita a sí mismo a la hora de mantener una relación. Marina es la típica víctima, una mujer sumisa y sin personalidad que traga con todo en vez de tomar las riendas de su vida, por lo que de un maltratador pasa a otro sin darse cuenta y en la que los susodichos encuentran una víctima fácil, es decir, Marina es un imán para ellos. Lola es una mujer inestable, celosa, rencorosa y vengativa. En definitiva la conclusión que se saca de la novela es que el mal existe, sólo hay que saber mirar y observar. La intriga llega hasta el final de la novela dónde todo se desenreda y queda un regusto amargo queriendo saber mucho más. Totalmente recomendable.

hace 4 años