Resumen

Un nombre, un hotel de Los Ángeles, el número de una habitación, una foto: estos son los únicos indicios con que cuenta Martin Molberg, periodista atrapado en antidepresivos, estimulantes y alcohol, para esclarecer la muerte de su novia.