Resumen

Tiene diez años. Vive en Worcester, una pequeña localidad al norte de Ciudad del Cabo, con una madre a la que adora y detesta a la vez, un hermano menor y un padre por quien no siente respeto alguno. Lleva una doble vida: en el colegio es el alumno modélico, el primero de la clase; en casa, un pequeño déspota. Los secretos, los engaños y los miedos le atormentan; el amor por la granja familiar y por el Veld, las desnudas mesetas sudafricanas, le arraigan a la tierra. J. M. Coetzee vuelca todas sus dotes de narrador sobrio, mesurado y elegante en este relato lleno de fuerza, en el que evoca su infancia a comienzos de los años cincuenta; escenas de una vida de provincias donde la inocencia en su estado más puro y la violencia soterrada forman parte, tanto de la propia historia como de la de Sudáfrica.

3 críticas de los lectores

4

¿Qué quieren que les diga? Me ha parecido una especie de diario de vivencias sin especial interés ni valor literario. No consigo encontrar el truco a Coetzee, por más que lo intento. Me resulta el autor más aburrido del siglo...

hace 3 años
7

Coetzee novela una etapa crítica de la vida. Ese momento en el que todavía nos sentimos niños, pero en el que vamos camino hacia la adolescencia. Es un libro cargado de sentimientos encontrados: el amor excesivamente protector y agobiante de una madre, y la lejana presencia de un padre volcado únicamente en el trabajo. Retrato fidedigno de la Sudáfrica covulsa y rota por el apartheid de finales de los 40. Bastante buena.

hace 4 años
2

Me pareció un libro un tanto aburrido. Que si bien deja ver las diferencias que se hacen o hicieron en Sudafrica en cuanto a las personas, religiones etc., lo que para muchos lugares es inconcebible y a título informativo es valorable; no encontré un final apropiado. Un poco denso, y la verdad para mi, humildemente fué un libro mas, solo eso.

hace 6 años