Resumen

Ramón J.Sender inició su trayectoria literaria con Imán (1930), una obra maestra sobre la guerra. Con un evidente trasfondo biográfico (Sender prestó servicio militar en Marruecos) y centrada en el desastre español de Annual (1921), la obra focaliza en el soldado Viance, carne de cañón, máquina de matar, hombre sin destino, y recrea con un dramatismo y una veracidad asombrosas las infinitas penalidades que conlleva todo conflicto bélico. El magistral prólogo de Nil Santiáñez pone de relieve las importantes conexiones de esta novela con la narrativa de guerra europea y la importancia de situarla en ese contexto para comprenderla cabalmente. La anotación resuelve las numerosas dificultades que el léxico técnico, militar y de ambientación africana plantea a lectores de hoy.

1 críticas de los lectores

8

Soberbia novela que relata con infinita crudeza la guerra que emprendió España contra el Marruecos colonial de principios del siglo XX. Un cuadro extraordinario y descarnado que refleja como pocos el desastre ocasionado en nuestro ego tras el estrepitoso fracaso de las batallas de Annual y de Monte Arruit. Ramón J.Sender, puso el dedo en la llaga con este relato pormenorizado en el que quedan retratados la corrupción de los altos mandos, la burrocracia militar, la mala preparación y los escasos medios del ejército, que fueron obligados a combatir inutilmente con una total falta de fe y de esperanza. El resultado que queda al final de todo esto, es triste y asombroso. Sender nos muestra una España deshonrada y caída en picado que recibe a los pocos supervivientes por la puerta de atrás y de mala manera; denigrándolos, insultándolos, y tachándolos de sinvergüenzas y cobardes. Durísima, crudísima e injusta. Una obra valiente inspirada en uno de los episodios más negros de nuestra historia.

hace 3 años