HISTORIAS DEL BUEN DIOS; LOS APUNTES DE MALTE LAURIDS BRIGGE RILKE, RAINER MARIA

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialCÁTEDRA
  • Año de edición2016
  • ISBN9788437635040
  • Idioma Español

Resumen

Rainer Maria Rilke ha pasado al olimpo literario como el gran poeta de las letras alemanas. Es cierto que sus más perfectas composiciones se enmarcan en el género lírico, pero asimismo escribió textos en prosa de gran profundidad en la expresión de contenidos, con un rico mundo simbólico-referencial, numerosos referentes culturales y una altísima calidad formal. Es, además, un extraordinario representante del relato experimental, cuyos ejemplos más destacados en el conjunto de la producción narrativa rilkeana son las dos obras objeto de esta edición. "Historias del buen Dios" es un conjunto de relatos breves, en los que Rilke deja constancia de su desbordante imaginación para crear argumentos ingeniosos y fantásticos en los que se percibe su idea de la clara separación entre cuerpo y alma, sus dudas ante las creencias religiosas, su idea de la trascendencia y de los sutiles límites entre la vida y la muerte. "Los apuntes de Malte Laurids Brigge", considerado como el texto cumbre de la producción narrativa del autor, es un texto experimental y original, que aporta una nueva forma de narrar. El hilo invisible que teje la obra es el difícil camino en la formación de un poeta.

1 críticas de los lectores

El cielo puede esperar, pero el Dios de las historias de Rilke debe ser conocido. Con Él, la palabra fe recupera el significado que tuvo, el lector recobra la esperanza perdida.
El Dios de Rilke no es colérico, a veces huye de los hombres y de sus rezos, tiene que soportar la insolencia de algún santo rebelde y que sus manos se despisten y dejen de crear.
Como fugado de un cuadro renacentista o de los frescos de una pequeña ermita, Su huida no pasa desapercibida para el poeta, que lo pinta nuevamente con las palabras más bellas en el lienzo de unas cuartillas.
Quizá se topó con Él en la estepa rusa, quizá en el fondo de un dedal -Dios está en todas partes-, en cualquier caso, merece la pena rezar si quien nos escucha es el Todopoderoso con el que, por fuerza, se sentó a conversar.
Biógrafo de un Dios casi humano y cartógrafo de las nubes, las historias de Rilke invitan a creer y a mirar la cielo con los ojos del corazón. (Jorge Juan Trujillo, 12 de junio de 2017)

hace 1 año