Resumen

Gran Ética –o Magna Moralia- es el tratado que sintetiza los textos morales de Aristóteles: Ética a Nicómaco y Ética a Eudemo. Se ha discutido frecuentemente la autoría de este texto e, incluso, se le ha atribuido al trabajo de sus discípulos; pero, lo cierto es que hay entre él y las otras dos obras citadas una concordancia incuestionable en conceptos como el de bien, justicia, o virtud, hecho que resta importancia a esta disquisición, ya que, aún admitiendo que su escritura fuese posterior, no por ello revela algo diferente al pensamiento que Aristóteles desarrollara en vida. La naturaleza del pensamiento aristotélico explica su vigencia en distintas áreas del saber. Su teoría moral, por ejemplo, dotada de una fuerza vital sin precedentes en la filosofía griega, suscita, dentro del panorama ético contemporáneo –eminentemente práctico-, una reflexión bastante seria sobre el problema de la acción, o lo que es lo mismo, sobre la manera como los actos que realizamos en la sociedad implican un determinado carácter moral que deviene del conocimiento y puesta en marcha de elementos tales como la virtud, la justicia o los afectos.