ESCORIA WELSH, IRVINE

Nota media 7,59 Muy bueno 29 votos 7 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2003
  • ISBN9788433967411
  • Idioma Español

Resumen

El sargento Bruce Robertson no es un policía modélico, sino corrupto, misántropo, violento, machista, homófobo y racista. Consume compulsivamente pornografía, servicios de prostitutas, fast food, alcohol y cocaína. Debido a sus excesos, le ha aparecido un sarpullido que invade sus genitales y un incordiante parásito en el intestino que acaba convirtiéndose en la voz de su conciencia. Y mientras su vida se desmorona, el sargento tiene que investigar el asesinato del hijo de un diplomático africano... Fiel a su habitual contundencia, Welsh nos presenta un viaje a lo más abyecto, en el que se mezclan la visceralidad, la violencia y el humor negro.

7 críticas de los lectores

9

Es probablemente el libro más sórdido que he leído y no me escandalizo fácilmente. Su valor está en que detrás de su repulsivo protagonista y del humor negrísimo subyace una fantástica novela que refleja lo más bajo de la condición humana y los demonios interiores de la vileza personificada en Bruce Robertson. Además, el segundo protagonista que poco a poco vamos conociendo según avanzamos en la trama le confiere una gran originalidad. Mención aparte merece un giro final fantástico que te abofetea y te sorprende cuando creías que la historia ya no podía dar más de sí.

hace 3 semanas
7

Una novela dura, por la historia en sí y, sobre todo, por la manera áspera de contar. El protagonista, sargento escocés de policía, se dedica en cuerpo y alma al "folleteo" bajo el influjo del alcohol y las drogas. Además de las mujeres, los propios colegas, que caen en sus múltiples trampas, se revelan presas fáciles. La primera parte es potente, engancha por completo. A partir de la mitad del texto, la cosa decae sobre todo por la repetición de las jornadas que transcurren al servicio de las obsesiones de sexo y violencia del policía; todo bastante excesivo. En el último tramo, se recupera el interés y la historia nos regala un final notable.

hace 7 meses
5

Hasta ahora no había leído ninguna obra de Irvine Welsh, y decidí empezar por “Escoria”. Empezar y casi diría que terminar, porque esta lectura me ha servido para darme cuenta de que Welsh no es para mí. O al menos de momento. No porque me escandalice el estilo de su prosa, directo y soez, sino más bien porque esperaba encontrar un mayor peso de la investigación policial en la novela. En ningún momento el sargento Bruce Robertson, su protagonista, llega a interesarme como para que sus continuos vaivenes me resulten soportables. La obra está escrita de forma muy original y visceral, y aunque la considere muy meritoria en tales aspectos, no he conseguido llegar a conectar con ella.

hace 9 meses

Este libro es droga dura. Welsh consigue ser tan terriblemente repugnante, que te preguntas si no tendrá algo del protagonista en él. El personaje protagonista, un policía cínico, desencantado, bribón y asquerosete se hace odiar, pero también engancha. El ambiente depresivo está tan bien plasmado que a medio libro ya no quieres vivir. O bueno, sí, un ratito más, para poder terminarlo. Recomiendo leerlo en un día soleado y con el estómago vacío.

hace 1 año
8

welsh en estado puro, parece que el tiempo no haga mella en el. Sigue conservando este estilo unico, peculiar, barriobajero y culto al mismo tiempo. Si te gustan sus anteriores obras, esta tambien te va a gustar. super recomendable.

hace 3 años
8

Estuve a punto de dejarlo, ya que parecía una mera sucesión de exabruptos sin ton ni son, pero afortunadamente me mantuve en el intento, descubriendo que sí que había ton y son y hasta muy buena literatura. De todos modos, los estómagos delicados mejor que se abstengan de leer a este escocés.

hace 5 años
8

Otra obra de Welsh, donde todo no es lo que parece. Increíble final. Imperdible.

hace 6 años