ELEGÍA PARA UN AMERICANO HUSTVEDT, SIRI

Nota media 5,25 Regular 15 votos 3 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2009
  • ISBN9788433974983
  • Idioma Español

Resumen

Pocos días después del funeral del padre, Erik Davidsen y su hermana Inga encuentran entre los papeles del muerto una breve nota del año 1937 que alude a una tragedia, quizá un asesinato. Erik es psicoanalista, un hombre que escucha relatos. Inga es escritora, y en su último libro habla de los recuerdos que son vueltos a imaginar en palabras. A partir de entonces, los hermanos intentan reconstruir la historia de su familia de emigrantes noruegos. Pero Inga y Erik también deben enfrentarse a sus propios secretos y relatos. Erik se ha divorciado hace poco tiempo, y la soledad lo ha convertido en alguien que jamás imaginó ser. Inga, que estuvo casada con un escritor de culto, muerto cinco años antes, tiene que proteger a su hija, y protegerse a sí misma, del acoso de un vengativo periodista. O, como dice ella, tiene que reescribir su propia historia de principio a fin...

3 críticas de los lectores

5

Narrada en primera persona por su protagonista, un psiquiatra neoyorkino, con quien apenas he empatizado, la novela trata fundamentalmente sobre la pérdida, la memoria, los secretos familiares y la búsqueda de la identidad, y aunque en la historia se cruzan diferentes tramas y diferentes personajes, que, en principio parecen intrigantes y atrayentes, la verdad es que a lo largo de la narración, tanto la intriga como los personajes se van desdibujando y la historia, que tiene bastantes altibajos y de la que esperaba más, me ha resultado decepcionante.

hace 4 meses
3

Esta novela representa un magnífico ejemplo de lo que es mala literatura, esos textos que no deberían traspasar las fronteras de un ordenador personal. Parece escrita a base de sumar personajes y ocurrencias. El protagonista es un psicoanalista que se expresa y comporta como si acabase de leer un manual de psicología para principiantes. A cada momento, un detalle trivial le recuerda algo trascendente. Todo para él es "enorme" o produce "pavor". Quiero decir, que cualquier realidad se magnifica para intentar proyectar algo de interés o relevancia. Las continuas hipérboles sustituyen al argumento. Lo excéntrico sustituye a la descripción de personajes. Se intenta alcanzar la profundidad a partir de rarezas sin sentido: uno está siempre bañado en sudor, otro no para de hacer fotografías compulsivamente, otra tiende a temblar, otras hacen muñequitos, otra dibuja monstruos, y cosas así. Todo absolutamente superficial y vanal. Un texto, por otra parte, trufado de "siempres" y "nuncas". Después están las repeticiones: casi todos los personajes dan trascendencia a una palabra suelta de vez en cuando, como si escondiese la fórmula del conocimiento universal; casi todos recuerdan sueños que son historias perfectamente estructuradas; casi todos "se miran a los ojos"; casi todos agarran con fuerza algo; todos hablan exactamente igual buscando sorprender con sentencias cortas que, en realidad, no pasan de burdas simplezas; casi ninguno siente realmente ser quien es; casi todas lloran en algún momento, etc. Podría seguir y seguir... Después está el estilo. Algunas frases: "Mujeres bellas que besaban y eran besadas: ¿qué sería del cine sin ellas?"; "la imagen me provocó un dolor punzante, como si me clavasen un cuchillo" (topicazo); "al llegar el tren me sobrevino la idea de que el rechinar de las ruedas era un grito humano" (un tren sin mantenimiento, supongo); "si yo pudiera, haría un hechizo para que esa mujer te quisiera"; "ese hombre tenía ojos de halcón"; "una angustia que se hincaba en mi pecho como una fría lanza de hierro"... ¿Para qué seguir? Solo me queda rogar a los Premios Princesa de Asturias para que hilen algo más fino en el futuro...

hace 5 meses
2

Hemos llegado hasta la mitad del libro, pero de momento se vuelve a la estantería. Quizá algún día...

hace 10 años