Resumen

El 20 de julio de 1969, sirve a Muñoz Molina como punto de partida para crear una sabia recreación de sus años de pubertad, un dibujo cargado de sueños, frustración, vergüenza, esperanza y recuerdo. A diferencia de otros textos parecidos, el jiennense no cae en esa nostalgia que distorsiona hacia la dulzura y nos presenta aquellos años, aquel recuerdo, con sombras y luces, y más bien tirando hacia lo oscuro... Poco importa que recuerde con cariño o sin él todo aquello, lo relevante y delicioso es la manera que tiene de contárnoslo, construyendo un relato en el que es posible pasar de una siesta en Mágina a la misión espacial del Apolo XI con un simple salto de renglón.

1 críticas de los lectores

8

Historia narrada con una prosa limpia, impecable, sin ornamentos con la que crea una atmósfera donde confluyen dos generaciones que aún viven con los recuerdos del horror de la Guerra Civil, de los engaños y traiciones que se dieron entre hermanos conviviendo con el futuro hecho realidad en el que el hombre ya es capaz de llegar a la luna. Todo ello observado desde los ojos de un recién adolescente, que acaba de despedir ese otro mundo que es la infancia, en la España rural, atrasada, dominada y censurada, que tan bien describe el autor y de la que se desprende tintes autobiográficos.

hace 7 años