EL PEQUEÑO LEO DA VINCI 5. LOS JUEGOS OLÍMPICOS GÁLVEZ, CHRISTIAN

Nota media 1 Pésimo 1 voto 1 críticas

Resumen

¡Únete a la pandilla Da Vinci y acompaña a Leo y sus amigos en esta increíble aventura! La antorcha olímpica, que marca el comienzo de los Juegos Olímpicos Juveniles que se celebran en Roma, ha llegado por fin a Vinci. Pero algo terrible ha ocurrido: alguien ha dado un extraño bebedizo a los mejores deportistas de la ciudad induciéndoles a un profundo sueño del que no pueden despertar. ¿Quién estará detrás de este misterioso caso? Leo y su pandilla deberán ocupar su lugar en las Olimpiadas mientras intentan desenmascarar a los culpables. ¿Conseguirán además alguna medalla? Y, además, agudiza al máximo tus neuronas y resuelve un montón de enigmas...

1 críticas de los lectores

1

Aprovechando el tirón de personajes tan sumamente célebres como Da Vinci y Miguel Ángel - dos de los mejores polímatas del Renacimiento italiano y quizá los más famosos de la Historia Universal -, y aprovechando al mismo tiempo las facilidades que otorga a nivel publicitario y editorial el presentar seis días a la semana un programa de televisión, el oportunista Gálvez perpetró dos de los peores best-sellers que sobre dichos genios se hayan publicado jamás. Una lástima que tanto árbol talado termine convirtiéndose en la celulosa impresa más infame que uno pueda imaginar, tanto por la ausencia de talento literario como por la falta de rigor histórico. Asco y vergüenza es lo que sentirán quienes adoren profundamente a Leonardo y a Miguel Ángel. ¿Cómo puede alguien tan mediocre y superficial como Gálvez, atreverse a unir su evanescente nombre a creadores inmortales tan prodigiosos? La respuesta la encontramos en la Zoología: A este tipo de ente se le denomina "PARÁSITO". (En el caso de Gálvez, parásito con bisoñé.) En cualquier caso, hay algo todavía peor que sus despropósitos novelescos, y es el librito de autoayuda que se marcó el inefable 'Pasapalabro' utilizando a su víctima preferida (Leonardo) como gancho. Y para proseguir con su particular explotación de su gallina de los huevos de oro, colección de libros infantiles protagonizados por "el pequeño Leo Da Vinci" y sus amigos (terrorífica aventura en Halloween incluida) y libro en plan 'reportaje de investigación' sobre el verdadero rostro del florentino. Rostro, lo que se dice 'rostro', hay que tenerlo de hormigón para abrirse paso en la industria editorial utilizando a Leonardo como medio a fin de medrar, hacer caja y agregar al catálogo de librerías y bibliotecas semejante producción de basuras.

hace 1 año