Resumen

En el verano de 1552, durante la inauguración del Collegium Germanicum de Roma, la escuela para jesuitas alemanes, aparece muerto uno de los estudiantes. El joven acababa de llegar a la ciudad apenas unos días antes, procedente de Baviera y su muerte aparece envuelta en extrañas circunstancias. ¿Acaso ha fallecido por causas naturales o nos hallamos ante un asesinato? La joven pintora de vidrieras Antonia Bender y el jesuita Sandro Carissimi se ven inmersos en una investigación de consecuencias impredecibles, que los llevará hasta los bajos fondos de Roma, y en cuyas pesquisas se tropezarán con una enmarañada historia de amor y los oscuros manejos de una banda de delincuentes.

1 críticas de los lectores

4

El aluvión de intrigas históricas de las últimas décadas obliga a discernir entre los libros que aportan algo diferente y los mediocres, y éste se encuentra en el segundo grupo. De la Roma del siglo XVI tan sólo se esbozan tópicos sobre lugares y costumbres, la intriga nunca emociona y los personajes no empatizan con el lector. Es la tercera de una serie de novelas protagonizadas por el jesuita Sandro Carissimi, iniciada con "Die Glasmalerin" y proseguida con "La cortesana de Roma", hecho que ignoraba cuando comencé a leerla. Y puedo asegurar que no leeré ninguna de las dos.

hace 8 años