EL ORO DE CAJAMARCA WASSERMANN, JAKOB

Nota media 8 Muy bueno 4 votos 2 críticas

Resumen

En este vibrante relato histórico, Domingo de Sora Luce narra cómo, siendo él caballero a las órdenes de Francisco Pizarro en la Conquista del Perú en 1532, apresaron y dieron muerte al último gran Inca Atahualpa… para, en realidad, contar mucho más. Treinta años después de aquellos sucesos, el protagonista es un anciano retirado en un convento al que, a pesar de su intento de aislarse del mundo, su conciencia no le permite desprenderse de su participación en el ocaso de una civilización sumamente fascinante; y aunque ahora ha entendido que entonces él era “tartamudo… también por dentro”, sabe que eso no le exculpa de haber participado en aquellas atrocidades llevadas a cabo en nombre de la fe y del nacionalismo; un cóctel explosivo cuya mecha incontrolable fue la enajenada codicia por el oro, que poco se aleja de la que ha llevado hoy, casi quinientos años después, al ‘primer mundo’ a otra de sus crisis. Wassermann, con este espléndido testimonio, nos insta a plantearnos sobre si, realmente, lo de empeñarnos en llevar una cruz en una mano y en la otra un puñado de oro nos acerca a nuestro ideal de felicidad; o sobre quiénes rinden cuentas de aquellos actos que nos hacen retroceder a todos, a toda la Humanidad… O acaso no hay respuestas, porque, como se pregunta Wassermann, sólo nos queda el anhelo de un mundo mejor, pues éste en el que vivimos “¿quizás ha sido rechazado por Dios?

2 críticas de los lectores

¿Es El oro de Cajamarca una novela histórica? Es quizás una pregunta que podríamos hacernos al terminar esta pequeña nouvelle de Wassermann, en la cual asistimos a los últimos días de Atahualpa, el último gran Inca del Perú, y su captura y ajusticiamiento por parte de Francisco Pizarro y sus hombres. Porque El oro de Cajamarca lo tiene todo para ser una novela histórica modélica: un relato histórico definido, una consciente documentación detrás, pero escondida entre el desarrollo de la historia, y una narratividad impecable apoyada en un estilo limpio y fluido.
Lo que sucede es que El oro de Cajamarca, a pesar de su corto número de páginas, es más que una novela histórica al uso. La emboscada a Atahualpa, su posterior encarcelación, y los intentos por comprar su libertad a base de una habitación entera llena de oro es una reflexión de bastante alcance sobre las raíces capitalistas de la civilización occidental, sobre su ansia de oro y la perversión de los valores humanos. Y es lo que lo hace una grandísima novela, que trasciende con mucho el mero relato de un episodio histórico. Su narrador, Domingo de Soria Luce, uno de los expedicionarios que siguen a Pizarro, se desdibuja, despersonalizándose para erigirse en paradigma de una voz crítica sobre nuestra propia naturaleza. Thomas Mann admiraba a Wassermann, y El oro de Cajamarca es un gran ejemplo de por qué. Una lectura liviana en apariencia, entretenida, accesible, pero dotada de un gran estilo y un trasfondo en absoluto banal. (Carlos Cruz, 7 de julio de 2015)

hace 3 años
9

De nuestra conciencia y de nuestros remordimientos no podemos escapar. No importan los años que transcurran, ni tan siquiera donde nos escondamos. Así, después de tres décadas, ayudado por la paz de su celda monástica, el antiguo soldado Domingo de Sora Luce decide expiar sus pecados. Lo hará narrando la terrible destrucción del pueblo quechua y del inca Atahualpa, hechos en los que colaboró junto a Francisco Pizarro y Diego de Almagro. A través de este breve relato, JAKOB WASSERMANN recrea el tremendo desastre que la llegada de Pizarro y sus hombres causaron en las mentes y los corazones de las gentes incaicas. Buscaban oro, oro y más oro, sin darse cuenta que en el Perú no tenía el mismo valor que en Castilla. WASSERMANN (1873-1934) ahondó en el drama de los hombres y mujeres condenados y perseguidos por sus iguales, por todos los que se sintieron extraños entre sus hermanos, como él mismo, un judío alemán que se aceptó como judío y alemán. Casualmente, muchas de sus novelas giran en torno a personajes enraizados en la historia de España. Un libro digno de ser leído y releído para reflexionar sobre nuestro comportamiento con los demás y sobre nuestros principios.

hace 3 años