EL NIÑO PERDIDO WOLFE, THOMAS

Nota media 7,38 Muy bueno 8 votos 2 críticas

Resumen

La acción sucede en 1904, en la época de la Exposición Universal celebrada en Saint Louis. La familia Wolfe se ha trasladado desde Asheville y ha abierto aquí un pequeño alojamiento para los vecinos de su lejana ciudad natal que visitan la Exposición. Grover Wolfe, el niño al que se refiere el título, tiene sólo doce años, pero, según dicen todos los que lo conocen, una sensibilidad y una madurez extraordinarias… La novela cuenta, en cuatro tiempos, con cuatro voces distintas muy bien diferenciadas y en cuatro largos capítulos distintos, la búsqueda del “niño perdido”, del hermano muerto. La novela la escribe, precisamente, el hermano del chico, su hermano menor exactamente, el gran Thomas Wolfe, uno de los autores clave de la primera mitad del siglo XX. Con el telón de fondo de esa América provinciana que aún hoy nos fascina, es una novela bellísima, perfecta en su estructura e inigualable en su poder de evocación.

2 críticas de los lectores

10

Un relato corto que encierra tanta grandeza! Literatura, poesía, sentimientos, sensaciones, emociones.. Un libro sobre la pérdida, sobre la asunción de esa pérdida, no sólo del hermano muerto sino también de la infancia. El mundo que vivimos en la infancia ya no está, pero no porque haya cambiado físicamente, que también, sino porque nosotros ya no somos los mismos aunque nos gustaría en muchos momentos recuperar sus sensaciones. Un relato que no defrauda,.

hace 4 años
10

Hace unos meses estuve con mi familia de vacaciones por un colorido, pequeño, singular y montañoso pueblo de Carlina del Norte llamado Ashville. Allí una de las principales atracciones turísticas es la casa, convertida hoy en museo, del escritor norteamericano Thomas Wolfe. El mismo al que Faulkner catalogo en su momento como el mejor escritor norteamericano. Había escuchado de el, pero no me había animado a leerlo y creo que jamas lo hubiera hecho, sino hubiera sido por este viaje que me acerco a el. De inmediato me puse a la búsqueda de sus libros y para sorpresa algunos de ellos editados por esta editorial que tanto me gusta, Periférica. Bueno, acabo de leer El nino perdido que me ha parecido un pequeña joya rebosante de poesía evocadora, de gracia y de una prosa deliciosa. También me ha parecido un libro innovador por su estructura y la capacidad introspectiva de los distintos narradores. Es un escritor que me alegro de haber conocido en esta etapa de mi vida en tan inolvidable circunstancia.

hace 5 años