Resumen

Es una espléndida mañana de julio, y Georges Dupin, comisario de policía, toma su primer café en la cafeteríade Concarneau, un pequeño pueblo de la costa bretona.Hace exactamente dos años y siete meses que fue «desterrado» de París por sus jefes, que lo trasladaron a esta región. A Dupin le parece el fin del mundo; en este idílico destino turístico nunca pasa nada. En ese momento una llamada rompe la rutina: tiene que ir a la localidad vecina de Pont-Aven. Acaban de encontrar el cadáver de Pierre-Louis Pennec, el propietario del legendario Hotel Central donde se alojaron, en su tiempo, Paul Gauguin y otros grandes artistas. ¿Quién querría asesinar a un afable anciano de noventa y un años? Y sobre todo, ¿por qué? El comisario Dupin —tenaz, independiente, amante del café y el buen comer, y al que le encantan los pinguïnos— es un investigador que confía más en interrogar a los posibles sospechosos, plantear la pregunta inesperada e ir enlazando las pistas que en los grandes juegos de artificio de la policía científica. Cuando alguien intenta acceder al escenario del crimen y un cadáver aparece en la costa, Dupin sabe que está sobre la pista del asesino y de un secreto muy bien guardado.

1 críticas de los lectores

8

Una buena historia de intriga que te mantiene despierto todo el rato, que aparenta ser una cosa y a medida que pasan las paginas notas que da vuelco... Interesante, muy bien relatada tanto que te hace sentir que estas en el lugar, el mismo Port Avent... lo recomiendo, se para un rato agradable... si!!!

hace 2 años