EL MISTERIO DE LA CRIPTA EMBRUJADA MENDOZA, EDUARDO

Nota media 7,06 Muy bueno 859 votos 39 críticas

Resumen

En aquella época me entretenía leer novelas policíacas. Acababa de leer una de Ross McDonald cuyo nombre no recuerdo, y tuve el capricho de seguir sus pasos a mi manera, más como un homenaje que como parodia. Así empecé y acabé, casi de un tirón, en el plazo de una semana, El misterio de la cripta embrujada". Nunca más he vuelto a escribir con tanta despreocupación ni con tanto placer ni con tanto aprovechamiento de las horas. "Eduardo Mendoza". Las enigmáticas desapariciones de niñas del colegio de las madres Lazaristas de San Gervasio son el punto de inicio de la aventura indagatoria que tiene como protagonista a un cliente del manicomio, quien, obligado a convertirse en investigador, se verá envuelto en toda clase de percances de los que logrará salir llevando a cabo su cometido y descubriendo una intrincada farsa de gente pudiente. Aparentemente nivelada y lisa, la escritura de Mendoza constituye un espléndido ejemplo de investigación literaria personal, ajena a todo mimetismo, que ahonda en las posibilidades de volver del revés, sin infringirlas a primera vista, las posibilidades del relato tradicional, e indagar así, como un buen detective, o como un personaje de Henry James en el dibujo que se nos muestra al dorso del tapiz de la trama. Una farsa burlesca y una sátira moral y social que tiene sus raíces últimas en la picaresca y en el modelo cervantino.

39 críticas de los lectores

8

Un libro original que no hay que tomar muy en serio. Apenas 200 páginas no dan para desarrollar mucho un caso que, más que otra cosa, sirve para sacar a relucir los métodos y la verborrea retórica del protagonista. Sabiendo que es la primera entrega de "la serie del detective anónimo" seguiré sin duda con la saga.

hace 1 semana
7

Un libro de aventuras detectivescas, con un personaje pícaro y un humor que a veces te hace reír de verdad, con lo difícil que es eso en un libro.

hace 2 meses
9

Te meas literalmente de la risa con el protagonista, pero lo mejor es el vocabulario que utiliza Eduardo Mendoza, leer a este escritor es una gozada

hace 2 meses
9

Es un libro muy divertido, rocambolesco y lleno de humor socarrón pero inteligente que me hizo reír a carcajadas en algunos momentos. A mi me gustó mucho, disfruté leyendo las aventuras de tamaño personaje, su afición por la pepsi, por meterse en líos de los suele salir más a menos airoso... Me resultó ameno y muy entretenido, aunque no diría que es una novela negra al uso, para mi es un libro de humor que recomiendo sin dudar.

hace 4 meses
7

El argumento gira en torno a una investigación, si bien yo no la encuadraría en el género detectivesco, porque más bien se trata de una obra irónica de principio a fin, y desde sus protagonistas hasta las situaciones que viven los personajes, una parodia de la sociedad y del género, llena de diálogos estrambóticos y de situaciones bastante inverosímiles, en las que se incluye el mismo final. El lector debe tener en cuenta esto antes de leerla, pues no debe juzgarse como una novela policíaca "seria", si no más bien como una historia cargada de ironía y paródica en sí misma. Desde este último punto de visto, a mí me ha gustado.

hace 4 meses
8

Una saga irregular, pero este en concreto es el mejor, yo diría que mi favorito es La aventura del tocador de señoras, pero este tiene la historia más sencilla y creíble de todas. Además he de añadir que siempre me ha gustado el personaje

hace 1 año
6

Entretenido, divertido y ágil, para pasar un buen rato, pero poco más. Tenía ganas de leerlo por ser de los más famosos de Mendoza, pero sus otros libros que he leído también me han hecho pasar buenos ratos, también son simpáticos pero su humor, siempre gamberro, me ha aportado más que en éste.

hace 1 año

Es un libro raro, rarísimo, de primeras no sabes muy bien si es una novela de misterio o un libro de humor, al final resulta que es lo primero pero escrito con MUCHO humor, lo que hace que no sea ni una cosa ni la otra. Porque nada tiene demasiado sentido ni credibilidad, pero es verdad que el libro funciona y engancha.

hace 2 años
8

Me he divertido. Cierto que el misterio no es gran cosa, peca de inverosímil y se resuelve demasiado rápido. Pero el protagonista me ha hecho gracia, esta especie de detective loco, chorizo y guarro. Lo mas gracioso es el lenguaje utilizado, ese modo de expresarse rebuscado, anticuado y algo pedante. Y si a eso le añadimos la presencia continuada de una deliciosa ironía el resultado es que he pasado un muy buen rato. Leeré la siguiente novela de la serie.

hace 2 años
7

Las aventuras cómicas y casi surrealistas de este personaje, salido de un sanatorio y de nombre desconocido, atrapan por su excentricidad y sus episodios realmente hilarantes. Para pasar un buen rato.

hace 2 años
8

Me pareció un libro buenísimo, contado con sarcasmo relata en realidad una historia de novela negra, y creo que le salió al Sr. Mendoza una joya literaria, porque como este, con el mismo estilo no había leído otro libro, fue para mí un descubrimiento y lo disfruté como un enano

hace 2 años

es un poco confusa y tengo releer para comprender el misterio de esta historia pero cuando ya lo entiendes te envuelve

hace 3 años
7

Me pareció entretenido, aunque a veces se hizo un poco pesado. En cualquier caso me gusta el estilo narrativo de Eduardo Mendoza.

hace 4 años
4

Reconozco que este autor nunca me ha entusiasmado, he leído unos cuantos de sus libros y me cuestan, aunque no dejo de intentarlo de vez en cuando. Había leído este libro hacía años pero apenas lo recordaba. Lo he vuelto a leer con la intención de leer toda la trilogía. Pero no me ha gustado ni me ha parecido nada divertido, creo que sencillamente no es mi estilo de humor. El protagonista, del que desconocemos nombre o edad, lleva 5 años internado en un manicomio cuando recibe una propuesta para salir de allí, si colabora, gracias a su facilidad de maniobra en los bajos fondos y en el mundo delictivo, en la investigación de la desaparición de una niña de un colegio de monjas. A partir de allí saldrá del centro e iniciará sus pesquisas. A parte de que no me guste nada el repelente protagonista-narrador ni el lenguaje tan rimbombante que utiliza, en mi opinión trama y desenlace hacen agua por todas partes, hay poca coherencia y demasiado absurdo. Es, y supongo que pretende ser, un disparate, pero a mí no me ha convencido. Es solo mi opinión, pues sé que hay grandes fans del autor. Lo he terminado porque es corto, y aún así me he planteado varias veces abandonarlo. No sé si lo intentaré con “El laberinto de las aceitunas”.

hace 4 años
3

Decepcionante. La comicidad es burda, la trama es endeble y anecdótica, los personajes parecen guiñoles e incluso algunos hablan de la misma manera pomposa que, en vez de resultar graciosa, es cargante. Crítica completa en http://porunpunadodelibros.wordpress.com

hace 5 años
8

Fantástico, hilarante, es una maravilla. Hacía tiempo que no me divertía tanto y devoraba un libro con tanta avidez. La fluidez léxica de Mendoza es un plus. Me ha encantado.

hace 5 años
5

Pues la verdad me ha decepcionado un poco, no esta mal pero tampoco es buenisimo.... Tengo que decir que me lo he terminado porque son pocas hojas sino..... En cuanto al final flojito y eso que la historia empieza muy bien. Lo unico bueno es que se lee rapido.

hace 6 años
4

Me ha decepcionado un poco la obra.

hace 6 años
7

Con un protagonista sin nombre y un lenguaje pícaro Mendoza nos cuenta una historia enrevesada de misterio donde todos parecen estar un poco locos excepto el protagonista, que curiosamente sale de un manicomio, me ha parecido muy entretenido y ya tengo ganas de leer el siguiente.

hace 6 años