Resumen

Una novela que se inicia con una embarcación, en vez de un viaje en avión o un mensaje de texto o una referencia cultural sobre cine, es una ficción que parece venir de otra época. Y si, además, las peripecias iniciales de la novela transcurren en Grecia, la ficción no solo parece venir de otra época, sino deberse a un tiempo fundacional. El mecanismo es, justamente, este tipo de novela: una ficción que relata el germen de un misterio que marca a la humanidad. La historia comienza con la tragedia de un hijo muerto y de un padre que se deja morir. Y, también, con la fuerza interna de un hermano que, como los grandes héroes que procrea la literatura, está dispuesto a desafiar con su temeridad el aura mortuoria de su linaje; aunque esto entrañe la posibilidad de mayores infortunios para su gente, para su comunidad. Pero la historia no se queda en la muerte, en la tragedia, en Grecia y en los tiempos remotos; El mecanismo es, asimismo, la novela sobre la indagación obsesiva y meticulosa que realiza una persona, en nuestros días, por desentrañar los claroscuros del pasado de su familia. A lo mejor, el mayor misterio de la humanidad es la sumatoria de los secretos que se esconden entre sí los parientes; y los parientes de El mecanismo, de abuelos a nietos, de hermanos entre hermanos, de solitarios a solitarios, esconden los suyos con la furia hipnótica de las tempesteadas del mar. Gustavo A. Rubio Campos ha escrito una novela que es una embarcación donde el lector seguirá el horizonte de páginas en medio de una trama cargada de zozobras, generosa en intensidades y con el destello de alguna esperanza.

1 críticas de los lectores

8

Novela dinámica con giros inesperados. Acapara el interés desde el primer momento. Buen manejo de los tiempos, mezclando presente con pasado y con unos enlaces muy ingeniosos entre épocas. Un descubrimiento.

hace 4 meses