Resumen

Ambientada en el valle de Hudson, esta obra abarca trescientos años de historia en los que se entrelazan los destinos de varias familias. En el siglo XVII los Van Brunt, humildes granjeros procedentes de Nueva Zelanda, se enfrentan a los Van Wart, ricos colonos propietarios que ejercen un dominio feudal sobre sus peones. Tendrán que pasar siglos para que ambas familias se unan amigablemente en la relación que entablan sus últimos descendentes. El autor repasa en esta obra la historia de Estados Unidos con humor y sarcasmo.