EL FIN DEL HOMO SOVIETICUS ALEXIEVICH, SVETLANA

Nota media 8,08 Muy bueno 13 votos 3 críticas

Resumen

Con la sola ayuda de una grabadora y una pluma, Svetlana Aleksiévich (Premio Nobel de Literatura 2015) se empeña en mantener viva la memoria de la tragedia que fue la URSS, en narrar las microhistorias de una gran utopía. «El comunismo se propuso la insensatez de transformar al hombre “antiguo”, al viejo Adán. Y lo consiguió… En setenta y pocos años, el laboratorio del marxismo-leninismo creó a un tipo de hombre peculiar, el Homo sovieticus», condenado a desaparecer con la implosión de la URSS. En este magnífico réquiem, la autora reinventa una forma literaria polifónica muy singular que le permite dar voz a cientos de damnificados: a los humillados y a los ofendidos, a madres deportadas con sus hijos, a estalinistas irredentos a pesar del Gulag, a entusiastas de la Perestroika anonadados ante el triunfo del capitalismo, a ciudadanos que plantan cara a la instauración de nuevas dictaduras… ¿Cuál es el método de la autora para conseguir testimonios tan diversos y elocuentes? «No hago preguntas sobre el socialismo, sino acerca del amor, los celos, la infancia, la vejez. O sobre la música, los bailes, los peinados. Sobre la infinidad de detalles relacionados con una vida desaparecida. Ésa es la única forma de mostrar, de adivinar algo, inscribiendo la catástrofe en un contexto familiar… A la historia sólo parecen preocuparle los hechos, las emociones quedan siempre marginadas. Yo observo el mundo como escritora, no como historiadora». Svetlana Aleksiévich (Ucrania, 1948) estudió periodismo en Bielorrusia, donde sus padres eran maestros. Es autora de La guerra no tiene rostro de mujer (1985), sobre la Segunda Guerra Mundial; Los ataúdes de zinc (1989), sobre la guerra de Afganistán; El hechizo de la muerte (1993), sobre los suicidios que se produjeron tras la caída de la URSS; y La súplica (1997), sobre Chernóbil. Tras varios años de residencia en Berlín, actualmente vive en Minsk.

3 críticas de los lectores

7

Es un buen libro para apreciar como la vida de millones de personas cambiaron de la noche al día con la falsa promesa de que las cosas podían ser mejores y para la mayoría no fue un buen cambio. Gran ejemplo de lo que nos pasa a muchos, deseamos muchas cosas, metas, objetivos pero cuando las tenemos no son lo que creíamos. Un buen testimonio del cambio de un sistema político y social radical con múltiples reflexiones sobre los problemas del capitalismo salvaje que impera en nuestra sociedad. La única pega al libro es que hay personajes y voces que en mi opinión sobran o al menos a mí no me han aportado nada. El libro es de los que hay que leer poco a poco, en general son testimonios bastante deprimentes y hay que ingerir las páginas lentamente.

hace 5 meses
9

Extraordinaria crónica sobre el derrumbe de la Unión Soviética y las reacciones de diferentes actores; desde políticos y militares comunistas hasta detractores acérrimos. Nadie puede negar que la Unión Soviética caló en las estructuras mentales de la gente del siglo XX; de allí que el libro sea un testimonio de lo hermoso, lo romántico, lo espantoso y terrible que fue el sistema comunista soviético, recogido como una voz polifónica y desde todos los sectores que vivieron la época. Altamente recomendable.

hace 1 año
9

Último libro de la ganadora del premio Nobe en el año 2015. Ccomo suele ocurrir con sus anteriores publicaciones, utiliza el ensayo y el reportaje periodístico para tratar los temas relacioneados con la Unión Soviética, la guerra fría y la caida del telón de acero. Un muy buen libro de testimonios, en el que personajes humildes hablan de lo que supuso perder la identidad soviética y el socialismo para abrazar el nuevo capitalismo. Maravilloso como todos los que he leido de esta autora. De poner un pero a la publicación es que tiene la letra un tanto pequeña y eso no me gusta, preferiría que tuviese ochocientas páginas en vez de seiscientas con una letra más grande. Muy recomendable.

hace 1 año