EL ENIGMA DE LA CALLE CALABRIA TRISTANTE, JERÓNIMO

Nota media 6,28 Bueno 36 votos 4 críticas

Resumen

Barcelona,1881. Gerardo Borrás, un acaudalado empresario, toma su coche de caballos para trasladarse a la estación de Sants y viajar a Madrid. Al llegar al fin del trayecto, su cochero se encuentra con que su señor ha desaparecido. A petición de su buen amigo Alfredo Blázquez, ya que el desaparecido es el marido de su prima, Víctor Ros acude a Barcelona a investigar el caso adentrándose en una compleja y peligrosa investigación durante la cual recorreremos con él la populosa Barcelona del siglo XIX; desde los ambientes elegantes del Liceo a los poblados chabolistas de los inmigrantes; Gaudí, Monturiol, los últimos románticos y los primeros modernistas estarán presentes a lo largo de esta novela y acompañarán a nuestro protagonista en la resolución de un gran misterio en una sociedad en plena evolución a las puertas del siglo XX.

4 críticas de los lectores

6

Lástima, acabé un tanto decepcionado después de la gran primera parte de la novela que prometía ser la mejor de la saga, según mi opinión. Aún así, y a pesar de este “bajón” final, reconozco que la lectura es adictiva y absorbente hasta la conclusión. Esta vez la acción se traslada a la Barcelona de finales del XIX, donde el autor hace gala, como en las anteriores entregas, de su excelente ambientación histórica, tanto en las descripciones del modernismo y progreso de la ciudad como en poner la lupa en cuestiones sociales. Hace hincapié tanto en las clases altas de la burguesía, la política y la vanguardia en la cultura y las artes (desfilan grandes personalidades del movimiento modernista), como sobre los temas que afectan sobre todo a las clases más pobres y desamparadas, como el radicalismo ideológico (socialismo y anarquismo), el movimiento obrero, la explotación laboral, la prostitución (en especial la infantil), las huelgas, etc. Tristante, en este sentido, ha pintado un gran cuadro histórico. En cuanto al argumento, se trata del menos detectivesco entre los tres primeros relatos, es más bien una novela de acción y aventuras. Aunque sigue teniendo sus “guiños sherlockianos” por todo el texto con frases lapidarias muy del estilo de Holmes, o con una emulación de los “irregulares de Baker Street”, chicos de la calle que empleaba, de vez en cuando, el inmortal detective. La intriga es buena desde el principio, con el clásico enigma del cuarto cerrado y con elementos que en apariencia son sobrenaturales. La historia se desarrolla “in crescendo” en interés y en expectación del desarrollo del misterio, hasta que viene la “fallida” segunda parte, un tanto disparatada. El método que emplea Víctor Ros (otra vez sacado de una de las virtudes de Sherlock) para esclarecer el caso tiene varias lacras. Primero que se alarga la narración innecesariamente y genera ninguna sorpresa como se desprende del método narrativo utilizado. Luego, posiblemente lo peor de toda esta saga, el autor vuelve a caer en la inverosimilitud de lo narrado y, por consiguiente, de los personajes, dejando un final bastante deficiente y poco aprovechado por lo acontecido en la primera parte. Pero, vuelvo a reiterar, que merece la pena seguir la lectura hasta la última página. Para concluir, vuelvo a mencionar la buena serie de televisión como hice en mis anteriores reseñas, sin embargo en los últimos capítulos ya se han distanciado mucho del argumento original del texto literario.

hace 3 años
8

Un relato entretenido, que engancha como todas las aventuras de Víctor Ros. Y con un contexto histórico y social de la ciudad de Barcelona bien tratado, en esa época de transformaciones, conflictos de clase y desarrollo industrial. Recomendable

hace 3 años
8

En este nuevo caso, Víctor se traslada a Barcelona para investigar la misteriosa desaparición de un empresario catalán que es familiar de su inseparable compañero de batallas. Al hilo de sus pesquisas, conoceremos la Barcelona de finales del siglo XIX: una ciudad en la que el Parque de la Ciudadela y el Ensanche son sólo un bosquejo de la Barcelona de hoy en día y en la que se mezclan corrientes tan diversas como el socialismo utópico, el independentismo, la lucha por las jornadas laborales de 8 horas y los albores del modernismo. La trama policiaca es buenísima. En esta ocasión la investigación de la desaparición se mezcla con otro caso que pondrá a prueba la entereza de Víctor ya que se enfrenta a un rival que carece de la más mínima humanidad. Todo vale para conseguir saciar su ambición. Víctor es un detective un tanto peculiar que tiende a dejar boquiabierto a sus compañeros (y lectores) por su gran capacidad deductiva y de observación. En este libro también se desvela algo más de su lado humano por la estrecha relación que establece un niño que ha quedado huérfano y que le recuerda su propia infancia. Me ha gustado mucho. Así que el último libro de la saga lo leeré no tardando mucho.

hace 4 años
6

Gerardo Borrás un rico empresario desaparece sin rastro. Poco depués aparece totalmente ido, con signos de tortura, cubierto de tierra y azufre y sufre ataques muy violentos cada vez que ve algún simbolo religioso. Al mismo tiempo desparecen muchas jovencitas y niñas en la ciudad. Victor Ros es el encargado de desvelar estos enigmas. Es la novela de la serie Victor Ros, que menos me ha gustado, aunque es muy entretenida, al igual que las anteriores. La trama se hace demasiado inverosimil.

hace 5 años