Resumen

"El cupón falso" es una pequeña joya por descubrir. Tolstói narra, con su genio habitual, la historia de una pequeña estafa, un delito sin importancia. El dinero conseguido de forma tan poco honrada irá pasando de mano en mano, llevando la ruina y la desgracia a cuantos lo toquen. Esta novela corta, de claro tono moral sobre las consecuencias del delito, narra de manera brillante cómo faltas aparentemente pequeñas acaban teniendo dramáticas consecuencias. El sentimiento de culpa y la necesidad de su expiación también están muy presentes en esta historia.Una obra con apariencia de drama social que sorprende por la modernidad de su estructura y la agilidad de su narración. En 1983 fue llevada al cine por Robert Bresson.

1 críticas de los lectores

7

Novela corta que el gran escritor ruso Lev Tolstói terminó de escribir unos años antes de su muerte pero que se publicó de manera póstuma. La historia consta de dos partes. En la primera de ellas un estudiante de quince años, instigado por un amigo, falsifica un cheque para poder obtener el dinero que necesita para pagar una deuda. Y al igual que una pequeña bola de nieve puede terminar convertida en alud, aquí a raíz de esa pequeña estafa se inicia una concatenación de engaños y malas acciones que culminará en crímenes atroces. En la segunda parte la espiral da un giro, y también a modo “efecto mariposa”, el arrepentimiento y conversión religiosa de un asesino en serie afectará al resto de personajes de manera encadenada.
Novela breve que no obstante recomiendo leer con calma, por la cantidad de personajes que aparecen y que debido a la estructura de la historia tienen su importancia, cada uno de ellos con su recorrido particular. En mi caso a las pocas páginas decidí hacerme un pequeño esquema que me resultó muy útil a medida que avanzaba la lectura y los personajes reaparecían.
El libro en su conjunto implica una profunda crítica social y en él se plasman las grandes desigualdades e injusticias que prevalecían en la sociedad rusa de principios del siglo XX, sobre todo entre poderosos y campesinos. Hay también una crítica directa a la hipocresía en que vivía la iglesia, corrompida por el deseo de poder y alejada de la verdadera fe. Me ha sorprendido el componente moralista de la trama, que no esperaba, aunque en el fondo refleja la transformación interior que el mismo autor vivió.
La prosa es excelente, directa y concisa, capaz de transmitir mucho en pocas palabras; los capítulos cortos agilizan la lectura y las ilustraciones de Ana Pez, sencillas, coloridas y acordes con el texto, me han gustado. Una lectura muy recomendable que no pueden dejar de disfrutar los amantes de la literatura rusa.

hace 2 meses