Resumen

Un cometa se percibe como un disco luminoso de niebla con una cola, semejante a una cabellera que ondea al viento. Peludo o cabelludo se dice en griego kométes. De ahí apareció el nombre cometa. Ahora bien, estos objetos aparecían en los momentos más inesperados. Y claro, cuando se veía alguno, ¿qué podía significar? Pues que se avecinaba un desastre...