EL AÑO QUE DURÓ DOS SEGUNDOS JOYCE, RACHEL

Nota media 9 Excelente 5 votos 4 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialSALAMANDRA
  • Año de edición2015
  • ISBN9788498386226
  • ISBN digital9788415630845
  • Idioma Español

Resumen

La divergencia entre la hora solar y la hora atómica obliga a ajustar los relojes de todo el mundo cada tantos años. La corrección, que consiste en detener las agujas uno o dos segundos, da pie a una duda de orden filosófico: esa fracción de tiempo ¿existe o es ficticia? ¿Son reales las cosas que suceden justo en esos breves instantes? En esta curiosa paradoja se ha inspirado Rachel Joyce para escribir su segunda novela, en la que narra con maestría el desmoronamiento de una familia, iluminando los rincones más oscuros de las vidas de los personajes en busca de la verdad emocional, hasta culminar en un sorprendente desenlace. En 1972, año en que empezó a realizarse la sincronización de los relojes, Byron Hemmings tiene once años y su madre lo lleva en su lujoso Jaguar a Winston House, una escuela privada para niños de familias pudientes. Diana conduce con prisas y, en un instante de distracción, atropella a una niña que va en bicicleta. Sin detenerse, sigue su camino, pero tanto madre como hijo comprenden que su vida ya no será la misma. Byron comienza a hacerse preguntas y Diana, atormentada por la culpa, entabla una extraña relación con la madre de la niña herida, con quien pasa largas horas intercambiando confidencias. Así, el brillante caparazón de la familia perfecta muestra sus primeras grietas: mientras Seymour, el marido de Diana, obsesionado por controlarlo todo, teme que salga a la luz el turbio pasado de su mujer, Byron se convierte en testigo involuntario de las fisuras de una realidad que creía sólida y segura.

4 críticas de los lectores

Hay libros que te impulsan a vivir, y este es uno de ellos. Se trata de una de esas novelas luminosas en las que se nos muestran las dos caras de la vida, la más amable y la más dura, a través de una anécdota real y muy curiosa de un año que duró dos segundos más de lo habitual. La autora nos sumerge en la narración con ese tono agridulce algo oscuro tan característico del escritor británico, que particularmente me encanta, y te deja sin aliento hasta el final del libro. No hay nada, ni una sola escena, que no desafíe nuestra imaginación, y los personajes se desenvuelven de tal modo que los amamos y los respetamos u odiamos como si se trataran de nuestros vecinos y compañeros en la vida real.
Muy adecuada para paladares exquisitos acostumbrados a las buenas narraciones y a las tramas sorprendentes. (Elsa Veiga, 9 de marzo de 2015)

hace 3 años
9

Termino el libro confuso, me costó mucho empezarlo y me duele acabarlo. Habla de una sencilla y bonita historia en un pueblo ingles contada en dos tiempos diferentes. No conocía la autora y debo decir que me ha sorprendido gratamente

hace 2 años
10

Un gran descubrimiento. Una historia maravillosa y agridulce, y muy bien escrita, que he disfrutado desde la primera hasta la ultima página. Totalmente recomendable.

hace 3 años
10

"El año que duró dos segundos", de Rachel Joyce, ha supuesto para mi una grata sorpresa. La novela, original y bellísima, se desarrolla en Inglaterra en dos planos temporales, que acaban convergiendo de forma sorprendente; el primero, protagonizado por un niño de buena familia, comienza en el verano de 1972 y el segundo, cuyo protagonista es un hombre esquizofrénico, que malvive como puede al haberse cerrado el centro en el que había estado internado durante años, transcurre mas o menos en la actualidad. La autora va introduciendo a los personajes con maestría, realizando una sutil crítica del asfixiante rol de la mujer burguesa, madre y esposa perfecta en los años 70, a la vez que desgrana una historia desasosegante, de soledad, temores, engaños y secretos, que conmueve, inquieta, enternece y atrapa al lector hasta el magnífico desenlace. Me ha gustado muchísimo

hace 3 años