Resumen

Shun’ichi es programador informático y aficionado a fotografiar gatos, y Saeko, su mujer, se encarga de la reposición y el mantenimiento de tres máquinas expendedoras. Se conocieron hace cinco años, cuando eran vecinos, y él se enamoró de su llanto. Desde entonces llevan una vida apacible, hasta que una petición de la hermana de Saeko trastocará su mundo cotidiano. En El año de Saeko, Katayama habla del difícil anclaje de dos seres en el mundo. De su vida diaria, con sus tristezas y alegrías, con sus angustias, con su amor. En definitiva, con su «pequeña felicidad». Y, frente a la vida cotidiana, el autor contrapone la Vida en mayúscula. El ciclo de la vida plasmado en el paso de las estaciones. El hombre como un elemento más de la naturaleza. La concepción que muestra Katayama sobre la vida y la muerte, sobre el paso del tiempo, sobre el simbolismo de las estaciones del año, sus citas al budismo, su alusión constante a los lazos con la espiritualidad y cultura chinas no sólo beben de la estética y espiritualidad japonesas sino que señalan un camino posible para encontrarle un nuevo sentido a la vida.

4 críticas de los lectores

5

No es esta una de mis lecturas favoritas. En la primera parte del libro no pasa casi nada, solo la historia y el día a día de una pareja joven japonesa. La lectura es sencilla, amable, fácil, melancólica... y todo esto está muy bien, pero no ha despertado mi interés. Cuando ya llevamos un buen rato leyendo, es cuando aparece el tema interesante y vamos sabiendo cosas poco a poco. Pero es muy lento, y el final es muy impreciso para mi gusto. A remarcar las curiosas costumbres y la cultura japonesa, con pies de página donde hay observaciones para entender estas costumbres y también para explicar algún término en japonés. Quizás esperaba más, no sé.. el caso es que me parece que el autor no ha sacado todo el jugo que se puede extraer en esta novela.

hace 9 meses
5

Es una historia marcada por las intenciones del autor en contar y describir un panorama orientado a las cosas de la vida cotidiana. Pareciera que en el libro no pasara nada importante hasta que llega el punto de quiebre. Hay que leerlo con mucha paciencia. Sin embargo, puede resultar lento y vacío por momentos.

hace 3 años
6

Es el primer libro de un autor japonés que he leído y lo encontré diferente pero interesante. Es sin duda un libro lento, "silencioso" pero tiene una harmonía difícil de explicar.

hace 4 años
4

Pensé que la historia nos llevaría en algún momento a un nudo esplendido, pero ese momento nunca llego. La historia sigue y sigue, los personajes van y vienen en diálogos coloquiales, en situaciones comunes, sin concretar algo que enganche al lector. No la volvería a leer ni la recomendaría tampoco.

hace 6 años