EL ALMA DE LOS PECES GÓMEZ RUFO, ANTONIO

Nota media 7 Muy bueno 5 votos 1 críticas

1 críticas de los lectores

5

¿Cobijará la inmensidad del mar algún pez con alma? Quizá. Aunque es más probable que en tierra firmen campen hombres sin rastro de humanidad. La muy austriaca y gélida ciudad de Weisberg vio nacer a uno de ellos, le vio crecer, partir y regresar para reducirla a escombros. Se llamaba Bruno Weiss y era un fervoroso amante de la lectura. Pero de que sirve leer si el lector, en vez de emular al divino don Quijote, piensa que "los hombres han de ser infelices para tener esperanza". EL ALMA DE LOS PECES, de Antonio Gómez Rufo, requiere paciencia...mucha. Las descripciones del paisaje invernal y del perenne invierno interior de Weiss son bellas, pero adormecen. La naturaleza de Weiss se revela como una tormenta de nieve, con tímidos copos al principio, furibunda al final, en las dos últimas páginas.

hace 3 años