DÍAS SIN FINAL BARRY, SEBASTIAN

Nota media 8 Muy bueno 2 votos 1 críticas

Resumen

Después de alistarse con apenas diecisiete años en el ejército de los Estados Unidos en la década de 1850, Thomas McNulty y John Cole, su compañero de armas, luchan en las guerras indias y, posteriormente, en la guerra de Secesión. Tras huir de terribles penalidades, estos serán para ellos días llenos de vida y asombro, a pesar de los horrores de los que son testigos y cómplices a la vez. Sus existencias cobrarán una mayor plenitud que peligrará cuando una joven india se cruce en su camino y surja la posibilidad de una felicidad duradera... siempre y cuando logren sobrevivir. La última obra de Sebastian Barry nos lleva por las llanuras del Oeste hasta Tennessee y es una auténtica obra maestra, tanto por la atmósfera que recrea como por su lenguaje. Estamos al mismo tiempo ante una intensa y conmovedora historia de dos hombres y la vida que les toca vivir, y una nueva mirada sobre algunos de los años más fatídicos en la historia de los Estados Unidos. " Días sin final " es una novela inolvidable.

1 críticas de los lectores

“Días sin final” es una novela con varios premios en su haber. Me alegra poder decir que muy merecidos. Su autor, Sebastian Barry, uno de los escritores irlandeses más relevantes actualmente, construye una historia absolutamente magnífica.
Ambientada a mediados del XIX en Estados Unidos, su protagonista es Thomas McNulty, un chaval irlandés que viaja como polizón a América tras perder a toda su familia, víctimas del hambre. Allí conoce a John Cole, un chico que también está en el más absoluto desamparo. Y, casi de manera espontánea, deciden unir sus caminos forjando un vínculo que emociona.
“Eramos dos virutas de humanidad en un mundo rudo” decía Thomas, narrador de la historia. Un par de niños tratando de sobrevivir, de buscar un futuro, el que fuera. Juntos, acaban en el ejército, en el cual luchan en las guerras indias y la guerra de Secesión. A lo largo de las páginas tememos por ellos, y seguimos adelante con ellos. Barry consigue recrear la atmósfera de ambos conflictos, y nos ofrece grandes recreaciones de los pasajes bélicos.
“Días sin final” duele, pero también es sumamente hermosa. (Ana Rayas, 8 de octubre de 2018).

hace 1 semana