CUANDO SALE LA RECLUSA VARGAS, FRED

Nota media 7,5 Muy bueno 6 votos 2 críticas

Resumen

La obra más ambiciosa y lograda de la reina de la novela negra europea. «Cuando sale la reclusa, su novela decimocuarta y la novena protagonizada por el intuitivo comisario Jean-Baptiste Adamsberg, colma las expectativas creadas por esa obra maestra del género que es Tiempos de hielo. [...] La novela, de la que me resisto a contarles más por no chafarles la compleja y apasionante trama, es, además de la historia de una venganza, un alegato feminista contra la violencia y los abusos». MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO, Babelia «Tengo a Fred Vargas como una de las mejores novelistas francesas del momento en cualquier categoría y género». FERNANDO SAVATER «La autora más interesante del género policiaco en el presente». JOSÉ MARÍA GUELBENZU El comisario Jean-Baptiste Adamsberg, tras unas merecidas vacaciones en Islandia, se interesa de inmediato a su regreso a Francia por la muerte de tres ancianos a causa de las picaduras de una Loxosceles rufescens, más conocida como la reclusa: una araña esquiva y venenosa, pero en ningún caso letal. Adamsberg, que parece ser el único intrigado por el extraño suceso, comienza a investigar a espaldas de su equipo, enredándose inadvertidamente en una delicada y compleja trama, llena de elaborados equívocos y profundas conexiones, cuyos hilos se remontan a la Edad Media. Un caso elusivo y contradictorio que se escapa a cada momento de las manos del comisario, haciéndole regresar a la casilla de salida. Solo sus intuiciones, tan preclaras como dolorosas, serán capaces de devolverle la confianza que necesita para salir ileso de la red tendida por la más perfecta tejedora... Cuando sale la reclusa es sin duda la obra más ambiciosa de Fred Vargas, la reina indiscutible de la novela negra europea. En ella se entrecruzan con maestría todos los temas que han convertido la publicación de cada una de sus novelas en un auténtico acontecimiento literario, tanto para la crítica como para los lectores: el medievo, la arqueología, los mitos, el mundo de los animales y, por supuesto, la descripción detallada y poderosa de los oscuros laberintos del alma humana.

2 críticas de los lectores

8

He leído con curiosidad “Cuando sale la reclusa” la última novela de Fred Vargas, en la que no faltan los temas que caracterizan su obra: la Edad Media, la zoología, el pasado, el medio ambiente, la arqueología, la lingüística y fundamentalmente, la psicología. La novela, en un principio, puede resultar un poco chocante, ya que la reclusa es un tipo de araña de la que acabaremos conociendo muchas características, pero una vez superada esta fase, la autora nos adentra en una ambiciosa y compleja trama, en la que se entremezclan la venganza, el espanto, los abusos más aberrantes, los traumas de la infancia, y uno o varios asesinos en serie que al parecer se valen de las picaduras de estas arañas venenosas para cometer sus crímenes. La historia, al igual que sus ocho predecesoras, está protagonizada por el peculiar e intuitivo comisario Adamsberg y su equipo, que deberán desentrañar una madeja en la que abundan los misterios y los secretos más profundos, protagonizados a su vez por unos unos personajes complicados e inteligentes, que la autora perfila y disecciona hasta lo más intrincado de sus almas, mientras nos adentra en una trama laberíntica, intrigante y perfectamente ensamblada, en la que unido al horror no falta la ternura, el amor y el humor. Me ha gustado mucho.

hace 1 mes
8

Es la última novela publicada por la autora y protagonizada por Jean-Baptiste Adamsberg. En esta ocasión, el comisario, de vacaciones en Islandia, es reclamado de vuelta a París por la Brigada Criminal que dirige para desentrañar un caso de atropello. Pero en seguida le llamará la atención otro tema que nadie ha denunciado, la muerte de varios ancianos por la picadura de una araña reclusa, y de manera extraoficial se enfrascará en una investigación que dividirá a la Brigada. Un caso en que las cosas se tuercen una y otra vez, y en el que se mezclan elementos muy diversos. Creo que es la única vez en la que he sospechado quién era el culpable mucho antes del desenlace, lo cuál ha tenido su gracia, será que al haber leído ya unos cuantos libros de Fred Vargas sé que como norma general nunca anda muy lejos.
Cada vez me gustan más las novelas de esta escritora francesa. Me encantan sus tramas nada corrientes y el peculiar comisario Adamsberg, con su intuición, sus divagaciones mentales y su estilo tan particular. Además en cada ocasión el reencuentro con los personajes secundarios que acompañan a Adamsberg es como una especie de entrañable reunión familiar: el teniente Veyrenc, el pragmático comandante Danglard, la teniente Retancourt, Froissy, Voisenet... Me gusta además cómo enlaza con temas históricos, fruto de su formación como arqueóloga e historiadora; y, al igual que hiciera en “La tercera virgen”, también aquí aparece Mathias, especialista en Prehistoria y uno de los protagonistas de la otra serie de novelas de la autora, “Los tres evangelistas”.
Una lectura que atrapa –he devorado sus 400 páginas en apenas un día–, bien escrita, original y muy amena. En mi opinión muy recomendable para los amantes del género policíaco y en especial para los seguidores de la autora.

hace 5 meses