CONFESIONES DE UNA VIEJA DAMA INDIGNA TUSQUETS, ESTHER

Nota media 5,5 Regular 2 votos 2 críticas

Resumen

Continuación de "Habíamos ganado la Guerra". En este libro, Esther Tusquets narraba su vida desde la infancia hasta el fin de sus estudios universitarios; es decir, desde la guerra civil (nació en el 36) hasta los años 60, cuando ella acaba sus estudios universitarios. En "Confesiones de una vieja indigna", narra su vida desde que termina los estudios universitarios y empieza con su labor editorial hasta ahora mismo, cuando la autora tiene 73 años, Los años en que inicia su función editorial, creando editorial Lumen, coinciden con la llamada "gauche divine" barcelonesa (grupo cultural en el que se mezclaban arquitectos -Oscar Tusquets, Oriol Bohigas, Jordi Garcés, Cirici Pellicer-, editores jóvenes -Jorge Herralde, Beatriz de Moura- y no tan jóvenes -Carlos Barral, Josep M. Castellet-, poetas -Jaime Gil de Biedma., Carlos Barral-, cineastas de la escuela de Barcelona, periodistas, pintores, etc.) y un movimiento cultural y progresista que se opone a la dictadura franquista. Tusquets habla de los autores que conoce y edita (Vargas Llosa, Pablo Neruda, Ana María Matute, Julio Cortázar, Quino…), la expansión de que empezó como pequeña editorial y el paso de la misma (Lumen) a una multinacional (Random House Mondadori) cuyas reglas del juego eran otras y acabaron por eliminarla de Lumen. Habla de sus relaciones amorosas, de sus padres, de sus hijos, del envejecer, con la pasmante sinceridad habitual en la autora, hablando de los aspectos positivos y negativos no ya de la personalidad de sus padres o amantes sino de sus propios hijos. Esther Tusquets, a lo largo de muchos años, decía en privado: "Acabaré siendo una vieja dama indigna, haré lo que quiere y diré todo lo que pienso". Este es el sentido del libro: "la vieja dama indigna" dice lo que piensa de todo y de todas las personas (famosas y no famosas) a las que da cabida en estas memorias.

2 críticas de los lectores

Seguro que nunca se han preguntado por qué Tusquets Ediciones es de Beatriz de Moura y la editorial Lumen pertenecía hasta hace unos años a Esther Tusquets. Pues aunque semejante baile de nombres nunca les haya creado, como lectores, una duda existencial, las memorias de Esther Tusquets resuelven éste y otros misterios. Por las páginas de estas Confesiones desfila desde la vida sexual de la autora con pelos y señales, algo bastante llamativo viniendo de una autora y personaje cultural de relieve en la España de hoy, hasta un quién es quién profusamente detallado de la progresía catalana y todo el que ha sido alguien en el mundo de la literatura en este país desde los años cincuenta en adelante. Seguramente las disfrutarán más aquellos lectores ya iniciados en las andaduras de la gauche divina barcelonesa y sus personajes, pero como memorias resulta grato descubrir que Esther Tusquets no ahorra ningún detalle de su vida personal y profesional a sus lectores. (Gloria Magro)

hace 8 años
7

Muy interesante la continuación de "Habíamos ganado la guerra", describiendo cómo era la sociedad barcelona de los años 60 y especialmente la gauche divine. Esos pijos con inquietudes intelectuales porque las necesidades básicas las tenían cubiertas y además con libertad de movimientos para entrar y salir del país cuanto querían... El estilo es muy directo y ameno, aunque como en la anterior novela, sigue abusando del inciso.

hace 4 años