Resumen

"Mi vida es una broma estúpida y cruel que alguien me ha gastado", escribía el autor de Guerra y paz en el cenit de su vida, cuando había alcanzado con sus libros riqueza y celebridad mundial. La desazón profunda que se apodera de Tolstói parece conducirlo inexorablemente hacia el suicidio. Comienza así una búsqueda existencial desesperada que pronto agotará las posibilidades ofrecidas por su siglo a los hombres de su condición -las ciencias, la filosofía, las artes- y culminará en una conversión espiritual que habría de transformar para siempre su vida y su pensamiento. La conversión del gran escritor ruso implica ante todo recusar la moralidad del desencanto y el cinismo estéril en la que él mismo ha militado, para abrirse a la sabiduría genuina de los hombres sencillos, esos "creadores de vida", en cuyos gestos y tradiciones "refulge lo sagrado". La Confesión de Tolstói, crónica apasionada y franca de una búsqueda vital de la verdad, se inscribe lo mismo en la tradición de las grandes conversiones religiosas que en la de las autobiografías intelectuales de esos espíritus libres que no se dejaron arredrar por las ortodoxias.

2 críticas de los lectores

Lev Tolstói (1828-1910) convertido en una gloria nacional de las letras rusas entra en barrena. Superados los cincuenta, Lev reniega de su fama, de su gloria, de sus riquezas, dado que se siente vacío. Cree que no tiene nada que enseñar a nadie y que su escritura es pólvora mojada. Necesita encontrar un sentido a su vida o hay muchas posibilidades de que cualquier día se vuele la tapa de los sesos o se ahorque. La vida que lleva -a pesar de sus riquezas materiales y espirituales (su esposa, sus hijos)- no le llena; todo le resulta frívolo, impostado; digamos que la vida que lleva es como ver una película, todo falso, cuando Lev lo que quiere, lo que necesita -pues le va la vida en ello- es llegar al meollo de la vida, al hueso y no arañar la piel. A tal fin Lev se embosca en múltiples lecturas -con el fin de saber por qué estamos aquí, de qué va todo esto-: Kant, Sócrates, Schopenhauer, Salomón, Buda... que no le aclaran, ni le solucionan nada, pues ni le dan la fuerza necesaria para suicidarse, ni tranquilizan su conciencia burguesa de tal modo que le arrojasen en el regazo de las corrientes epicúreas. Al final Lev llega a la conclusión de que hay que despojarse del conocimiento y aprender del pueblo, tal que si éste cree en Dios y ahí encuentra el vulgo un sentido, ahí está entonces la verdad que él está buscando y entonces sofocando Lev sus pasiones y dominando el cuerpo será virtuoso y encontrará la paz, amamantado por la fe -su única esperanza de salvación-. La encontró, ya que tras estos devaneos existenciales (y mucho circunloquio, a ratos plomizo) sufridos a los cincuenta, Lev, viviría hasta los 82 y seguiría abundando en la cuestión religiosa (https://estebanlopezgonzalez.com/2016...) Lo publica Acantilado con traducción de Marta Rebón. No sé si a vosotros os pasa, pero cuando llega el otoño -iba a apostillar, y con él el frío, pero de momento no- me gusta leer novelas de escritores rusos. Recientemente leí La gaviota de Chéjov, ahora ha sido esta Confesión de Tolstói. Estoy leyendo también La isla de Sajalín; luego continuaré con Los demonios, con En vísperas de Turguénev y muy posiblemente otra vez con Tosltói y sus Diarios y Correspondencia. Si tenéis alguna sugerencia, más allá de los clásicos que todos conocemos, me gustaría oírlas.

hace 2 años
6

Un libro clave para entender al genio ruso, ya que queda reflejado todo el proceso interior de crisis y búsqueda personal y espiritual que marcó toda su vida, dejando al descubierto todas las contradicciones, pesares, trabajo intelectual, búsquedas y hallazgos, y especialmente, podemos asistir a la confesión a corazón abierto de un genio y un intelectual de su época y de un país como la Rusia del segundo tercio del XIX. A pesar de que visto desde hoy algunas apreciaciones y procesos de pensamiento -como en otras obras y temas de sus últimas obras- no dejan de sorprendernos, es una de esas obras rara avis donde un autor abre su mente y su corazón para mostrarnos su desgarro y tensiones, y en especial nos permite entender mejor a un personaje que es clave en la literatura mundial, y fue muy importante e influyente en vida, sirviendo de referente moral y artístico, e incluso creador de una nueva religión, el tostoismo.

hace 10 años