Resumen

El comandante Revel jamás renunciará al caso Porte. Han transcurrido diez años pero jamás dejará de buscar al asesino del matrimonio que regentaba el bar Les Furieux y que murió acuchillado una noche de diciembre. El comandante Revel no es de los que renuncia. Además, esa misma noche de diciembre, su mujer, Marieke, desapareció después de sus clases de canto y nadie supo nunca más de ella, ni de su coche, ni de sus partituras, ni de su hermosa figura. Revel, envejecido, enfermo, adicto al tabaco y al trabajo, busca resolver el caso Porte para salvarse a sí mismo y a su hija Léa, anoréxica, encerrada en sí misma, incapaz de superar la desaparición de su madre.Mientras tanto, el equipo de Revel, con Lazare y Bréton a la cabeza, deben enfrentarse a un nuevo caso de asesinato, el de una estrella del pop en decadencia que ha aparecido asfixiado en su mansión de Versalles.De algún modo, ambos casos acaban ligados no solo en la mente de Revel sino en la de todo su equipo.

3 críticas de los lectores

Imposible encontrar en librerías una novela policiaca más realista (con permiso del señor Silva), no en vano su autora fue comisaria de división de Francia. Tiene los mismos defectos y virtudes que la gran mayoría de los libros del género: personajes muy estereotipados, investigación clásica y un par de asesinatos por desentrañar. Si te gusta la novela policiaca, te atrapará. Si no te van mucho los detectives, Ravel es uno más.
JGF (Quelibroleo)

hace 4 años
5

Aunque comienza interesante a pesar de utilizar un molde ya algo repetido de detective con sordida historia personal,a medida que iba avanzando en la novela me iba "desenganchando" cada vez más. El personaje central no me convencio y la verdad , me ha aburrido bastante el abuso de tanto realismo, o quizas precisamente por ello.

hace 2 años
5

Una vez más, un verano que me llevo una novela policiaca para "desconectar" y me arrepiento de haberlo hecho. Un poco lenta para mi gusto, a veces incluso previsible, lo mejor sin duda es que se trata de una novela muy realista que detalla de forma casi milimétrica los procesos de investigación de nuestros vecinos del norte. Lo peor es que estoy un poco cansado del policía-investigador atormentado y cuya vida personal es un completo fracaso, el estereotipo ya no me convence, no funciona. En su lugar, prefiero al genial Belvilacqua, atormentado a su manera pero con una visión de la realidad mucho más positiva y atípica. En resumen: floja.

hace 4 años